martes, 22 de septiembre de 2015

Granada-Madrid-Barcelona-Madrid-Granada en dos días y medio.

Llevaba desde Mayo, 4 meses y medio esperando este momento.
Por fin llegó el día de ir a los conciertos de mi adorado Steven Wilson en Madrid y Barcelona!!!...no me lo podía creer...
Dos días y medio lejos de este puto pueblo, lejos de la rutina de los restantes 362 días y medio... paseando por Madrid, cogiendo aviones, tomando cañas, paseando por Barcelona, y presenciando el espectáculo del músico de mi vida!... Un sueño vamos.
Si, lo sé. Soy una madre responsable, no puedo irme un miércoles habiendo cole, pero, y digo yo... ¿¿¿Por qué no???, acaso si me quedo, voy a evitar el fin del mundo?, o va a dejar de cantar Kiko Rivera??? pos no, así que yo me voy, que también es muy necesario airear las neuronas y los nervios pa estar de buen humor el resto del año. Que yo no voy a la playa porque no me gustan las aglomeraciones a 43 grados, ni voy a la feria porque no me gustan las aglomeraciones con sevillanas de fondo, ni voy a la semana santa porque no me gustan las aglomeraciones con estatuas de escayola alrededor. Sólo me gustan los conciertos de este tío, así que si tengo que ausentarme tres días de semana al año, me ausento y punto.
Pues bien...después de preparar las mochilas del niño para ir al cole, para dormir en casa del abuelo y para jugar al basket, y la mía propia, y de enjaretar cual encaje de bolillos quién lleva al niño al cole, quién lo recoge, quién lo lleva al basket, etc, etc, por fin llega la hora de irme!.
Esa sensación de dejarlo todo atrás mientras conduces hacia el aeropuerto...no tiene precio. Debería hacerlo más, aunque luego no coja ningún avión y me de media vuelta pal pueblo. Qué relax!, ni que me fuera un mes a Jamaica, vamos. 
Son sólo dos días y medio, pero para mi, es lo mejor que me puede pasar. Sobre todo porque voy sin novio coñazo que ponga pegas por todo y me amargue la existencia, y porque puedo comer, dormir, beber, y hacer lo que me apetezca cuando me apetezca. Nada de pasarme la tarde en el hotel encerrá porque él quiere dormir la siesta, no se vaya a morir por aprovechar las pocas horas que va a estar en otra ciudad.
A lo que voy. Me voy con Antonio que es heavy, y tan a gusto, ¡vamos que nos vamos!. 
Llegamos a Madrid y nos recoge J., un novio que tuve hace 16 años del que nunca debí haberme separado, pero que bueno, con 30 años una es tonta perdía, y hace cosas de las que después tiene to la vida pa arrepentirse. Tengo 46 y no hay día que no me arrepienta... ( Un :*, que sé que me estás leyendo ;)
Ayyyyy, si pudiera volver patrás, la de mojones que me hubiera ahorrado...

Nos lleva de cañas, a terrazas con vistas, a comer bacalao a Casa Labra, a pasear bajo la lluvia debajo del paraguas, y nos despedimos 4 horas después con sentidos besos y sinceros abrazos en la puerta de La Riviera, donde la cola para entrar medía ya 2 kilómetros. Y estaba lloviendo. Pero, a una madre de 46 años no la achantan 4 gotas!.
Para los que no conocéis o no os gusta el rock progresivo, no puedo haceros entender lo que este tío significa para los que sí nos gusta. Es como si te metieran un cable de alta tensión por... bueno, como si te lo pusieran en los dedos del pié, y te recorriera la electricidad todo el cuerpo. Te pone los pelos de punta y lloras de lo que te hace sentir. Inexplicable. Pero engancha.

El público es de lo más variado y variopinto. Desde señores de 65 años con sus esposas peinadas de peluquería (seguro fans de Pink Floyd en su época), hasta quinceañeros con espinillas, camisetas heavys y pelos largos, pasando por alguna tia como yo con los pelos de todos los colores posibles, treintañeras solas, tíos enchaquetaos que venían directamente del trabajo, y muchos cuarentones guapos, y también feos. De todo. Bueno, de todo no. Por cada 100 hombres, había unas 4 mujeres. De hecho el mismo Steven Wilson dijo que le alegraba ver mujeres en sus conciertos, porque era raro. Claro, se ve que las mujeres no salen entre semana porque son responsables, y tienen que hacer la comida, la cena y planchar los uniformes del cole y las camisas del marido. O porque a las mujeres no les suele gustar este tipo de música...no sé. Yo es que soy muy hombre pa según qué cosas.

Del conciertazo no os voy a hablar más porque pa qué. Me pongo pesá y nadie me entiende. Fué la OSTIA!. Si hablara de Melendi o de Los Planetas si, pero antes muerta.

Al salir, estaba enfrente el bus-hotel del grupo, para irse directos a Barcelona. Porque este genio-musicazo (inglés, por supuesto), aunque aun sólo lo conozca el 2% de la población, se pasa 6 meses de gira tocando un día detrás de otro, por todo el mundo, y llenando absolutamente TODOS los días. Es el nuevo Pink Floyd. Ahí queda.

Esperamos un poco, bueno, unas dos horas (tampoco teníamos ná mejor que hacer en Madrid a las 12 de la noche y lloviendo), se iba yendo la gente y quedábamos ya pocos, cuando por fin salieron!!!, y allí que me fuí yo educadamente, cual friki grupie pureta, con mi perfecto inglés británico, con un Edding 3.000, a que me firmaran en la cazadora vaquera. Porque pa que me firmen la entrada no les molesto, que me da vergüenza parecer una friki grupie pureta.
Qué ilusión!!! ya puedo ir haciendo el idiota por mi pueblo con la cazadora pintorreá de rotulador!!!...se ve que me vine arriba, y no pensé bien dónde vivo y qué clase de fauna habita a mi alrededor...Verás como la primera que me la vea, me pregunta si mi hijo me la ha pintado...verás...
Pero con lo contenta que estoy yo con mi chupa firmá por esos pedazo de músicos mundialmente reconocidos, y los abrazos que me he pegao con ellos, me importa un pito lo que piensen las pueblerinas, que nunca saldrán de escuchar a Enrique Iglesias, aquello tan profundo que dice:
"Yo quiero estar contigo, vivir contigo
Bailar contigo, tener contigo una noche loca
Con tremenda loca"

Preciosa letra...en fin... pa gustos los colores...
Pues nada, me faltaba la firma del batería y del cantante, pero como al día siguiente los iba a volver a ver, nos fuimos a dormir, que había que madrugar pa coger otro avión. Queríamos comer algo antes, y resulta que a las 1 de la mañana no hay nada abierto en la Gran Vía de Madrid. Insólito. Sólo estaban abiertos los puticlubs, y ahí no dan de comer lo que nosotros buscábamos.

Llegamos al edificio donde en la séptima planta estaba el hostal decorado de Ikea por 54€ la noche (Muchomadrid, muy recomendable), donde a medio día nos dieron las llaves del portal, de la puerta y de la habitación. Bien, pues la llave del portal NO ABRÍA!!!!...FOOOHH!!!!, qué coño hacíamos en la Gran Vía, solos, muertos de hambre, con calambres en las piernas del cansancio, chorreando de la lluvia???...ahí pensé "Ya tengo historia pal blog"... manda cullons la cosa... Tras probar 700 veces cada llave, de todas las posturas posibles, ABRIÓ!!, milagrooooo!!!!, puff, menos mal, porque tenía poca gracia el chiste... pero el sustazo nos lo pegamos, y bien...

Sonó el despertador a las 8. Salíamos a las 11 para Barcelona!!! Bieeennn!!!!!, otra vez a escuchar a nuestro DIOS!!!, qué sensación oye...llevábamos sólo 20 horas fuera de casa, y nos parecía que llevásemos una semana de viaje!!, cómo mola cuando el tiempo se estira ;) y más cuando haces cosas que te gustan y te dan satisfacciones.

Y es que disfruto hasta de las colas pa entrar en los aviones!!, y no te digo ná de los despegues y aterrizajes, Foh! qué subidón!, lo mismo que estar haciendo los macarrones, tendiendo la ropa, o poniendo las cosas en la cinta de la caja de Mercadona, lo mismitico de emocionante es, vamos...

Aterrizamos en Barna, y cogemos el Aerobús que nos lleva al centro. Qué moderno todo. Como allí nadie habla, y si hablan es en inglés o en catalán, nos despistamos con la emoción, nos equivocamos de parada y se nos pasó la nuestra, así que nos bajamos y echamos a andar con las mochilas. Qué civilizados son en Barcelona oye, miles de buses sin parar, a 6€ del airport al centro, igual que en Graná, que hay uno ná más y tardas menos en ir andando...
Como ya era hora de tomarse una cerveza (o dos), nos acercamos a un bar, donde había un tío cincuentón en la puerta. Muy simpático nos preguntó en inglés que de dónde éramos, que tenemos pinta de guiris, etc, etc, y de repente dice "Veniros conmigo al bar de un amigo"...y con él que nos fuimos... qué inconscientes, con la de gente mala que hay por el mundo, y fiarnos de cualquiera...
A los 3 minutos ya parecía que nos conociésemos de antes. Es el típico calavera con mucha labia, que ha vivido en Ibiza de joven, que ha hecho de tó, y ahora de mayor, no tiene dónde caerse muerto, vive con su madre, tiene pinta de buena persona, y se pasa los días de bar en bar a ver qué pilla... Típico vamos. Aquí también hay de esos, sólo que ni han vivido en Ibiza, ni tienen cara de buenas personas, pero por lo demás, clavaos oye.
Llegamos al bar de su amigo, y aquí empezó el momento más surrealista de los últimos años...y mira que he tenido unos cuántos!.

El amigo era chino. Hasta aquí nada raro. En Barcelona todos los bares son de chinos. Y las tiendas de indios. Y los camareros sudamericanos. Y nadie habla catalán. Con el coñazo que dan los políticos con la lengua oye...
El bar estaba vacío, cutre como él solo, medio desmontado, la tele boca abajo llena de telarañas encima de las mesas, el suelo pegajosillo, un mantón de manila con 7 dedos de polvo pillao con chinchetas a la pared, y atención.....UN CUADRO TORCÍO DEL PAPA!!!...preferí no seguir observando la exquisita decoración, por no hiperventilar de más... parecía una cámara oculta catalana...
Puff qué impresión oye...empecé a pensar que habíamos sido captados por una secta maléfica catalana que aborda a turistas con pinta de guiris para hacer ritos satánicos catalanes...lavín qué sustoooo...
Pero volví a mirar a la cara del chino y del calavera, y qué va, esos dos eran dos cachos de pan aburríos, necesitados de gente con la que echar el rato. Más peligro tengo yo 20 veces.

Así que nada, nos sentamos en los taburetes cojos, y el chino nos puso unas Estrellas Galicias fresquitas, mientras nos contábamos las vidas. Ese buen hombre oriental no parecía tener intención de ponernos ná de tapa, y por allí tampoco se veía ná comestible, así que le pregunté si tenía algo pa picar, y me dice:

"Sil sil, aquil tengo unol panchitols", y saca una lata de atún grande de Mercadona, la abre, y OhhhHHhHHhHh!!...ahí dentro tenía guardados los panchitols!!! dios qué horror!!!, porque, por bien que la lavara, no sé yo...una miaja de asquillo daba... Esas cosas sólo se le pueden ocurrir a chinos.


Pero no había otra cosa, y nosotros llevábamos sin echarnos ná al estómago (aparte de las 4 cervezas) desde las 9 de la mañana (y eran ya las 4 de la tarde), así que corrimos el riesgo de envenenarnos con tan exquisito manjar de la gastronomía catalana, además de rompernos las muelas con los garbanzos más duros que el marco dorado de la foto del papa.

El canalla cincuentón empezó a ponerse gracioso de más, diciéndome cosas pa ruborizarme, y yo le respondía que yo ya soy monja, que no voy con hombres, que me he quitao, que no, que no, que no, ofú... Qué duro es esto de ser una sexy diva que despierta el lado más erótico de los hombres, por dios!...y tengo que vivir con ello, oye... qué cruz.

De repente entra gente en el bar...a saber. Una elegante rubia oxigenada de unos 55 años, operada hasta las trancas, cargada de oros, que podía ser perfectamente la madre de Leticia Sabater. Un señor enchaquetado con corbata de rayas, un tio bajito con el pelo largo canoso, vestido de negro con pinta de músico y cara de buena persona... Lo que viene siendo tres personas que no te pega ni con cola verlas juntas, pero iban juntas. Y lo más raro es que entraran en ese antro.

Se sientan en una mesa llena de telarañas y el chino les pone unas cervezas. No sé cómo ni por qué, a los 5 minutos estábamos sentados con ellos. La señora resultaba ser una política del PP catalán (toda la pinta tenía, eso es verdad). El señor enchaquetado era un congresista y su ligue de la noche anterior, y el músico no me enteré de qué pintaba con esos, pero era el único normal. (No revelo sus auténticos nombres y tapo las caras por respetar y guardar el anonimato de mis personajes, y por no meterme en un lío catalán).

Entre risas y Estrellas Galicia iba pasando el tiempo tan ricamente. Aquello era cada vez más surrealista. El enchaquetao era portugués y sólo hablaba portugués, pero se enrrollaba pensando que lo entendíamos. La señora rubia no paraba de hablar sin parar, el chino sólo sonreía y traía cervezas, el músico escuchaba, y el canalla animaba la fiesta y me decía cosas subidas de tono. Antonio y yo, flipaos.
Pero lo peor aun no había llegado...

La señora era de esas agobiantas que no dejan hablar a nadie, que hace publicidad descubierta del papa, del NO al aborto con argumentos peperos absurdos, y hasta nos invitó enérgicamente a que fuésemos con ella a la mañana siguiente a un desayuno en el Ritz con la mismísima Cospedal, TOMA YA!...Y no os niego que hasta me lo pensé...con mi camiseta heavy y mi mochila, desayunando con la Cospe, eh? no veas si mola... pero no os lo ibais a creer...
En un momento de éxtasis, se vino arriba cantándonos por María Dolores Pradera, su ídola. Mis ojos no podían abrirse más del flipe que tenía... (tengo el vídeo, pero por la ley de protección de caretos, no lo puedo poner). La mujer se tiró unos 12 minutos cantando con un sentimiento fuera de lo común, que parecía que estuviésemos asistiendo a un concierto de la mismísima Sra. Pradera. Y por más que aplaudíamos para que terminara, ella se venía arriba y seguía!!!. Fuerte fuerte.

Nos hartamos de reir, más que nada por la situación tan rara...a ver qué coño hacíamos en Barcelona, recién llegados, en ese antro cutre, con gente tan dispar, y pasándolo pipa!!....las cosas de los viajes a la aventura sin prisa, que molan ;)

Por fin pudimos escaparnos de tan agradable compañía, porque no era plan de pasar allí 6 horas de las 26 que íbamos a estar en la ciudad condal. Eso sí, me pidieron el teléfono la rubia y el canalla (que me daba besos tol rato), y por mucho que me hice la tonta, acabé teniéndoselo que dar...ofú... Mola encontrarse gente así por esos mundos catalanes del señor ;)

Llegamos al hostal. A un lado El Molino, a otro la Sala Bagdag, y enfrente la sala Apolo...vaya sitio!, jajajaja, ni buscándolos los encontramos tan fácil!. Cuánta historia en tan poca calle!!

Y a partir de aquí, lo normal. Descansamos un rato, fuimos al segundo concierto, nos tomamos unas tapas, y al día siguiente hicimos turismo guiri en un bus de guiris, pa poder ver cosas sin movernos mucho.
Barcelona es UNA MARAVILLA, nos encantó, nos flipó, incluso a ratos parecía que estuviésemos en Londres. Es la mezcla perfecta entre Madrid y Londres. Muy limpio todo, anchas calles, gente guapa y sonriente, bares modernísimos, comida maravillosa, temperatura inmejorable (al sol no te torras como aquí en el sur), y en definitiva, que nos ha gustao mucho.
Los edificios tienen bandericas de esas que ponen los que no quieren ser españoles, pero no hay tantas como dicen en la tele...
Por la tarde salía el avión de vuelta al puto pueblo, a la cruel y rutinaria realidad. Me pasé el viaje haciendo fotos a la tierra, qué maravilla!!. Y sino mirad este rio, el Ebro, que lo pone escrito y todo...
Y así se acabaron los dos días y medio de oxigenación neuronal. Parece mentira, pero vengo nueva, como si me hubiera dado la vuelta al mundo. Ya no tengo tanta ira hacia las mierdas varias que me dejé aquí dos días antes. Hasta me molesta menos ver a las marujas. Lo de volar y viajar resetea el cerebelo divinamente. Os lo recomiendo. No esperéis a estar hasta el moño, IROS POR AHÍ DOS DIAS Y MEDIO!!!, que total, Paquirrín va a seguir cantando....


- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -
Si te ha gustado, me hace mucha ilusión saberlo ;) Y me anima a seguir escribiendo!
Dale a "Me gusta" en mi página de Facebook y no te pierdas nada ;) Gracias!

https://www.facebook.com/masolaquelaluna
- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -
Más post en la columna de la derecha ;) ------> 
- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -

No hay comentarios:

Publicar un comentario