viernes, 5 de mayo de 2017

Médicos... por vocación.


Viendo este reportaje en la sexta sobre el Hospital de La Paz y sus urgencias, puedo decir y digo:
LOS MÉDICOS SOIS HÉROES. GRACIAS.

Ver "Dentro del Hospital de La Paz (Madrid)

Unos jóvenes que en la edad de vivir la vida, eligen pasarse 18 de las 24 horas de sus días estudiando sin parar, una carrera por todos reconocida como "la más difícil". Esos que en vez de pasar los fines de semana en el botellódromo, eligen seguir en la misma silla con miles de tochos delante.

Esos que después de 5-10 largos años, consiguen con todo el esfuerzo del mundo, por fin, SER MÉDICOS.

Esos a los que nadie llama, los que se quedan en casa esperando una sustitución en cualquier hospital de la geografía española. Incluso fuera de ella. Deseando ejercer esa honorable profesión para la que tanto y tanto han estudiado. Y con tanta ilusión.

Después de otros muchos años, consiguen un contrato de 6 meses a media jornada en el hospital de Almería. Qué bien! Alquilar un piso, alejarte de tus amigos y familia, y quizá también de tu pareja, incluso de tus hijos...
Pero no dejarías ese trabajo por nada del mundo. Por nada.

Y empieza por fin su primer día en el centro de salud de Carboneras. Una sonrisa de oreja a oreja, el corazón a mil, la bata inmaculada, y las manos sudorosas. Soy médico, y voy a trabajar como médico. Por fin.
Transcurren los días rápidos, la sonrisa sigue en su cara, el pueblo le toma cariño por su buen hacer...

Pero se le acaba el contrato, y debe volver a casa de sus padres. A esperar otro contratillo, aunque sea de media jornada en Barbate. Lo que sea, porque echa de menos a sus pacientes, porque quiere ser médico, porque ES médico. Y los 1.000€ son lo de menos. Si, un médico gana lo mismo que un camarero. Ambos tienen su responsabilidad y necesaria profesionalidad, por supuesto, pero uno ha tenido que estudiar 10 años y trata con seres humanos, y el otro con clientes sedientos y botellas de cocacola vacías. Es la diferencia.

Después de muchos trotes, mudanzas, compañeros nuevos y batas blancas (y de muuuchos años), consigue una plaza fija en el hospital de Granada. Por fin, ya casi peinando canas, pero lo consiguió, 

Y ahora es cuando empieza lo feo del tema. Pasará el día viendo a gente que piensa mal de él, que rara vez le sonríe, que menosprecia su trabajo. Sólo los médicos muuuuuy buenos, y ya mayores, son merecedores de que la profesión y los pacientes hablen bien de ellos en público. No es fácil oír a alguien hablando "de lo bueno que es su médico ". De un mecánico, un cocinero, o un cantante si, de esos siempre habla la gente maravillas. 

Pero de los médicos no. Pero ellos siguen con la sonrisa de ilusión de oreja a oreja. Porque están haciendo lo que les gusta, aquello por lo que casi no pisaron la discoteca cuando todos sus amigos lo hacían, porque sienten su vocación de AYUDAR a los demás, de evitar sufrimientos, y de CURAR.

Y se les trata como si lo que quisieran, es jodernos. Ellos se levantan temprano todos los días para ponernos el tratamiento equivocado, para decirnos que no a todo, para no mandarnos al especialista y para ganar lo mismo que un buen camarero.

Y claro, eso empieza a agriarles el carácter, por estar perdiendo la ilusión, por ir a trabajar con desgana. También ayuda que tienen que atender a 80 pacientes al día, uno cada 4 minutos. Como el tercero se enrolle, ya tienen una cola gigantesca toda la mañana en el pasillo, protestando sin parar porque "hay que ver el retraso que lleva". Y no se nos ocurre pensar, que si llevan retraso no es por su culpa, sino porque el tercero se enrolló, y los que deciden que a cada paciente se le atiende durante 4 minutos, suelen ser puestos a dedo y no tienen ni puta idea del tiempo que necesita un médico para encontrar un diagnóstico acertado, y del tiempo que necesita un paciente para sentirse en buenas manos. Ni puta idea tienen.

La realidad de la Sanidad Andaluza.

Pero eso da igual. Como son los que han ganado las elecciones, ellos mandan. Y lo que tengan que decir los profesionales y la población enferma, no tiene importancia. Ninguuuuuuna importancia, porque esos no dan dinero, sino que lo gastan.

El caso es que hay tres médicos donde se necesitan siete, dos limpiadoras donde se necesitan ocho, una auxiliar donde hacen falta tres. Y así, claro, la cosa no pude funcionar. El personal de limpieza no da a basto, el de cocina se esmera para que después, a los enfermos les llegue la comida fría y seca. Y las colas aumentan, las listas de des-espera también, los medicamentos cada vez son menos efectivos, y la población sana, también enferma. Y la culpa de esto, no la tienen los médicos, ni las enfermeras, ni las auxiliares, no. La culpa de esto la tienen los políticos de turno, que quede bien claro. Es la Gestión la que NO FUNCIONA.

E irremediablemente, llega el día en que la olla explota. Y mueren personas por la tarde porque sólo se opera por la mañana, y muere gente de día porque no hay camas, y todos intentan forzar la máquina, pero es imposible llegar. Y mientras, los puestos a dedo juegan al monopoly con los que los cuestionan. No están escuchando lo que le pasa al pueblo, porque desde los lujosos despachos donde ellos están, no se les oye. Y tampoco les importa mucho. Que nadie les moleste en sus burbujas de poder es lo único importante. 


Y la gente sigue acumulándose en esos pasillos donde las bacterias inundan el aire, y quejándose por las largas colas para pedir cita, por las agendas cerradas, por la demora en las operaciones, porque no hay manera de que les hagan pruebas, por la falta de personal. Y de todo eso, le echan la culpa a los médicos. Los pobres médicos. Que pese a tener la profesión más difícil y bonita de todas las que existen, hay días en los que se arrepienten de haberla elegido. Porque así no era como la imaginaban, porque así no disfrutan, porque así no curan. Pero es lo que hay si nadie dice nada.

Es como si a un albañil le dices que te construya una casa sin ladrillos y sin cemento. Si no se tienen los medios necesarios, no se puede trabajar. Es fácil de entender.

Y el tema, es que los policías están igual, y los profesores, y todos!! Se ve que los que están "dirigiendo" estos temas tan importantes para la sociedad, no se han parado a preguntar a los profesionales, ¿para qué?


Pues resulta que UNO de esos millones de médicos que está viendo este desastre de cerca, un día graba un vídeo para desahogarse y en pocos meses, tiene mucha más gente detrás que la mismísima presidenta de la comunidad andaluza. Sólo por decir la verdad. No tenemos costumbre de que nos digan la verdad, apenas somos capaces de darnos cuenta de que vivimos engañados, y aunque vemos que las cosas no funcionan, no hacemos nada por arreglarlas. Total, no nos van a hacer ni caso...


Pero ahora, algo está pasando, algo se está moviendo… La comunidad médica ha empezado a hablar, en varios puntos del país. Granada, Huelva, Málaga, Cádiz, Segovia, Almería, Jaén, Canarias, Madrid... Sitios gestionados tanto por el PP como por el PSOE o por el partido que sea. Da igual.





Ver: La frustración médica.

Ver: Concentración en Granada 30 Abril 2017

Quirófanos cerrados en Málaga

Ya no es sólo un médico el que da la voz de alarma, son muchos! Y cada día serán más, porque además de médicos, son gente valiente que ha elegido pasar su vida entre enfermedades y muerte, entre salud y nacimientos, y teniendo que luchar contra un sistema que les quita las armas para poder hacer bien su trabajo, que es la salud de todos, que es NUESTRA VIDA. 

Y también, ha empezado a hablar el personal de limpieza, porque no puede más, y el personal de cocinas, y de mantenimiento, y los pacientes... Y si las limpiadoras no hacen bien su trabajo, los cirujanos no pueden hacer bien el suyo. Todos son igual de importantes, es un trabajo en equipo! Y si un escalón falla, los demás también.

Esto ya no hay quien lo pare. Ya no. Estamos despertando. Estamos siendo conscientes de que no le importamos una mierda a los que ponen su culo en sillones de cuero, esos mismos que manejan nuestros impuestos y a los que se les queda la mitad en su bolsillo.

YA ESTÁ BIEN.

Los que calláis o criticáis, por tener seguro privado, o por comer del partido culpable del desastre, deberíais poneros en la piel de los que pierden a su hijo, a su padre o a su marido por falta de personal, o por tener que esperar 10 meses, y porque a esos a los que votáis, ya sean del PP, del PSOE o de la madre que los parió, les importa una mierda la vida de las personas. Si, y no sois mucho mejores que ellos.

En este estado de "democracia", si dices lo que pasa te denuncian. No se puede hablar. Los políticos viven muy bien teniéndonos engañados, y no les conviene que un médico salga en youtube diciendo que esto es un desastre. Denuncian a quien dice la verdad. Esto se parece cada vez más a una dictadura de país tercermundista. Unos callan por miedo, otros por desidia, otros porque protestar no sirve de nada... Y mientras, la salud de la gente va a peor, el estado se tiene que gastar más dinero al haber más enfermos, y todo ello lleva al desastre en el que estamos.

Pero ya nos hemos hartado. Hasta aquí hemos llegado.
No vamos a parar hasta que se nos escuche, hasta que se nos devuelva lo que se nos ha robado, y hasta que los responsables de tantas muertes, cumplan con la justicia. Ellos están ahí para gestionar, y no lo están haciendo bien, así que ¡FUERA YA!

 Videos de Spiriman

Y recordad, al igual que a los policías les anima que les digamos "Buen servicio", a los médicos les reconforta que les sonrían, porque estudiaron muuuchos años para curarnos, y por muy complicado que la administración se lo esté poniendo, ellos siguen al pié del cañón.
Los necesitamos, y debemos apoyarlos. Y RESPETARLOS.

La medicina no es una ciencia exacta. Nosotros llegamos y le soltamos todo lo que nos duele, y ellos tienen que diagnosticar qué órgano no funciona bien, o qué está ocurriendo, y les exigimos que lo hagan en 2 minutos y encima acierten a la primera. Ah!, y en unas urgencias sin apósitos, sin termómetros y sin suero. Y con unas sillas de ruedas de los años 60, en un edificio moderno de muchos millones de nuestros euros.

Un poco de respeto a auxiliares, enfermer@s y médicos, pueden estar seguros de que lo que ellos quieren, es hacer bien su trabajo. Aunque no siempre puedan.

GRACIAS A TODO EL PERSONAL SANITARIO. GRACIAS.

Post sobre Spiriman:
http://masolaquelaluna.blogspot.com.es/2016/11/spiriman-el-nuevo-mesias.html

Canal de Youtube de Spiriman:

- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -
Sígueme en FaceBook:
https://www.facebook.com/masolaquelaluna
- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -

Más post arriba a la derecha ;) ---->

1 comentario: