sábado, 8 de diciembre de 2018

V-andalucía...





Soy andaluza y llevo muuuuchos años sin ver Canal Sur, la tele "pública".
Y como yo, muuuchos miles de andaluces. 
Ahora los 12 de Vox dicen que para apoyar al PP y que pueda gobernar, hay que cerrar Canal Sur, entre otras cosas.

Ostia. Qué radicales ¿no?
Y claro, lógicamente se pone el grito en el cielo porque los fachas quieren cerrar un "medio de comunicación".
Copla, toros, fútbol, más copla, carnavales, e informativos totalmente parciales. Películas de los años 40 y programas para emparejar abuelos.
Y más copla, y más fútbol.

¿A eso se le puede llamar medio de comunicación? ¿Tú lo verías? ¿Crees de verdad que con la cantidad de carencias que tiene Andalucía, es lógico emplear esa cantidad de millones para mantener un canal obsoleto, antiguo, aburrido, que ni se ve bien, nada veraz y politizado desde el pomo de la puerta?


Parece que estoy describiendo la TVE1 del PP, ¿verdad?
Pues si, y también Canal Sur de Andalucía, que sintiéndolo mucho por los que de verdad curran ahí, es totalmente prescindible mientras haya colegios feos y viejos, comisarías y cuartelillos peores que zulos con policías y guardias civiles malpagados, hospitales desequipados y colapsados, institutos sin disciplina ni respeto a los profesores ni a los alumnos, gente malviviendo, mayores sin ayudas y todavía pueblos sin centro de salud y sin internet.

Andalucía es una vergüenza. Da vergüenza.


Y lo peor es que ni Susanita, ni Juanmita, ni Teresita (que mira que es bonica y habla bien, pero tiene un jefe que no gusta tanto), ni como se llame el naranja y el verde nuevo de tres letras, tienen ninguna intención de que los andaluces dejemos de ser el norte de Marruecos. Les da igual. A todos.

El día que por fin os deis todos cuenta de eso y dejéis de adorar a ladrones, podrán cambiar las cosas. Mientras, más de lo mismo, ya ganen los de la banderita de España machistas con olor a alcanfor retrógrados homófobos y xenófobos, o los jóvenes solidarios y sobradamente preparados que acampan en las plazas públicas y queman contenedores cuando no ganan los que ellos quieren.
¿En qué se diferencian?

Me dan más miedo miles de jóvenes quemando contenedores y no respetando la decisión de una pequeña parte de la población (que también tiene derecho a votar libremente, igual que los demás), que 12 parlamentarios de Vox. Que si, que son de extrema derecha, pero son sólo 12, y ni han sacado mayoría, ni en el 2018 se les dejaría actuar como hace 50 años, así que no cunda el pánico, que para ser tan intelectuales algunos parecen gilipollas con tanto mensaje alarmista. Coño. No ha ganado la extrema derecha, ¡tranquilos!

No me gustan los rancios de Vox (me da yuyu), y tampoco me gustan los intolerantes de la izquierda (me dan asco). Ni los de la moto (la moto engloba a todos los que llevan el jersey por los hombros).

Pregunto:
Si hubiera ganado, como siempre, la izquierda (lo que viene siendo el PSOE + el poutpourrí de partidillos de intelectuales venidos a más), ¿la derecha facha hubiera salido a la calle a acampar en las plazas y hacer lo que están haciendo los que dicen ser defensores de los derechos humanos y sociales, y las libertades individuales?
Mmm... No los veo.

¿Quienes son los fascistas? ¿Los 12 señores (elegidos por los votantes) con olor a alcanfor que salen de caza, censuran, tienen dinero y son retrógrados, tercos y "pelín" machistas?, ¿o los jóvenes intelectuales, solidarios, idealistas, preparados, tatuados y todavía "pelín" machistas también, que por cojones tienen que imponer su pensamiento anticonstitucionalmente al de los otros, porque ellos lo valen?

¿Qué diferencia hay entre la extrema derecha y la extrema izquierda?
La misma mierda son. 


Y Franco, hace ya mucho que murió, y todavía no sabemos dónde lo van a colocar (tremendo problema oye). No me vengáis con gaitas, que tanto poder no tenía ese pequeño elemento dictatorial como para que 50 años después, sigamos nombrándolo cada vez que ganan los otros.

Vosotros ganáis siempre, haced la cuenta de los años que lleváis mangoneando en Andalucía. Todos. Exactamente igual que llevan los de la banderita de España en muchos otros sitios. Igual.

Haced ya el favor de comportaros todos como personas adultas y dejad de jugar a que les importáis algo a esa panda de charlatanes ladrones, que ya han demostrado con creces no merecer nuestra confianza. Desde Podemos hasta Vox, pasando por todo el arcoiris que hay, como la bandera gay.



El que no respeta y no tolera, no es ejemplo de nada.

Y me cago en todos los políticos. En to-dos. Por no respetar ni tolerar.
Y por haberse convertido en una raza que sólo discute y pelea por el beneficio de ellos mismos, y no por el de los ciudadanos.

Libertad señores. Libertad de pensamiento. Todos y cada uno de nosotros, tenemos exactamente el mismo derecho de creer a unos o a otros, o a ningunos. De equivocarnos. De votar o no. Y de expresar libremente lo que pensamos, sin miedo a que nos tiren piedras o nos quemen el coche.

Es como si todo se hubiese enmarañado. Los que luchan y siempre han dicho luchar por los derechos sociales, son ahora, en su mayoría, los más intolerantes y peligrosos. A los que ellos mismos llaman fascistas, no son otros que los que defienden a la familia tradicional (pa quien la quiera), van todos vestidos igual de aburridos (antiguos), viven reprimidos (de puertas para afuera), están en contra del aborto (sin que nadie les pida opinión), y van a misa (para rematar). Eso, para mí, más que fascistas son un coñazo. Si entendemos por fascista "imponer algo a los demás por cojones", me parece a mi que fascistas hay también en la izquierda, y muchos.




Y ahora todos cagaos porque 12 sillones del parlamento acomodarán 12 culos de extrema derecha. Tranquilos, que hay más culos de los otros colores y estamos en 2019 ya, y Franco está muerto. Tranquis por dios, que cualquier excusa es buena para protestar. Si hay 12, es porque muchas personas ahí los han puesto. Exactamente igual que a los demás, cada uno con sus cosas. Y todos con el mismo derecho, que para eso estamos (o eso dicen) en democracia.



Es todo parte de la misma mierda.
Incultura, ignorancia, trabajo duro y pobreza.
"Empresario cabrón, los que curramos somos el pueblo, no a la violencia de género y génera", y ya eres socialista. Te dan el título y con suerte, en 3 años eres presienta de Andalucía durante 40 años o presidente del Gobierno de España sin que te hayan elegido los ciudadanos tal y como dice la Constitución, que unos celebran cada 6 de Diciembre y otros queman o desafían. Y eso, dicen que es democracia.

La gente pobre, los obreros, de toda la vida han dicho ser de izquierdas. Y claro, no van a cambiar a ser de derechas sólo porque sus líderes sean totalmente incapaces de pensar en lo bueno para el pueblo que le ha elegido, y sacar todo el provecho que se le puede sacar a Andalucía en todos los sentidos, para que seamos una comunidad desarrollada, rica y feliz. Me río yo de los Emiratos Árabes.
Esto sí que podía ser el paraíso. Desde Huelva hasta Almería.

Andalucía es una PUTA MARAVILLA.


Mil paisajes, mil acentos, mil colores, mil culturas, mil olores y sabores, alegría.
Eso es Andalucía.

Pero está sucia, cutre, rota, vieja, lenta, y caótica.
Las conexiones entre pueblos y ciudades son del cuaternario (eso donde tienen la suerte de tenerlas). La educación brilla por su ausencia. La sanidad mata más que cura. Justicia, poca o ninguna.

Un general y aparente alto nivel de vida en estos tiempos (centros comerciales abarrotados de 9 a 22h.), pero todo el mundo está en paro. Estudiantes de Bachiller con mil faltas de ortografía y que pasan de curso por Ley sin necesidad de aprobar. Mil programas sociales para todo, de los que muchos no pasan de los carteles y folletos que los anuncian.


Mal rollo, envidias, desconfianza, egoísmo, muchísima ignorancia. Así somos los andaluces. Eso es lo que se respira en Andalucía. Y aunque la gente se esfuerza día a día trabajando muchísimo para llegar a ser o a tener, la fama que tenemos fuera es de vagos y de que estamos todo el día en los toros y en la feria con el rebujito. Y la gente nunca sale de pobre. La gran mayoría, claro, porque siempre están los típicos señoritos andaluces forraos que siempre son de derechas y veranean en Sotogrande. 

Andalucía es al resto de España lo que Marruecos a Europa. Eso de ahí abajo donde ir de vacaciones alguna vez, pero no muchos días porque aunque es muy barato, es muy cutre todo y hay mucho kinki.

Señores, para que haya ricos tiene que haber pobres.
Y Andalucía será muy bonita, tendrá unas playas espectaculares, se comerá de miedo, habrá una temperatura maravillosa y la gente tendrá mucho arte, pero desde dentro, la película es bien distinta.


Sí al cierre de Canal Sur (o al menos, transformarlo en un medio de comunicación PÚBLICO al servicio de la gente, no del partido de turno). Sí a la intervención de Sierra Nevada y al Patronato de la Alhambra, y sí a todo lo que sea transparencia, ventilación de despachos y sacudida de alfombras. Que está muy bonito ir de socialista y tener todo lo que da dinero "públicamente privatizado".

¿Y por qué no? Son nuestros impuestos, deberíamos tener derecho a decidir lo que se hace con nuestro dinero.
Quien se opone al aireamiento, algo debe temer que se airee.
Cualquier mandato que llegue a los 40 años, sano no puede ser.


Quien tenga el valor de cerrar Canal Sur, meter mano en las administraciones paralelas de la Junta, en la sierra o en la Alhambra, además de valiente es sensato, responsable, honesto e inteligente. Sea ultraderechista o ultraizquierdista. Que Ultra es. Pero alguien tiene y debe de hacerlo. Que ya está bien. Que Andalucía es una ruina y podía ser más rica que la Costa Azul.

Y los miles de enchufados, a la calle, a prepararse unas oposiciones como todo el mundo y demostrar que merecen el puesto, que ya hay más enchufados en Andalucía que gente trabajando por méritos propios. Y sí nos va.
Y los miles de parados cobrando ayudas mientras "hacen sus chapucillas", a prepararse y a luchar por tener un trabajo digno en vez de colaborar al engaño colectivo.

Y lo más importante.
Cuando alguien pierde, es porque algo ha hecho mal.
La culpa no es de los demás.

Amazon confirma que ha vendido 8.475 destructoras de papel en esta semana...

Que dios nos pille confesaos. 


- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -
Sígueme en FaceBook:
- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -

Más post en la columna de la derecha ;) ---->

domingo, 14 de octubre de 2018

España y Olé!

Qué cosa tan bonita.


En España, el país del sol, de la gente alegre y abierta, simpática y con un arte “que no se pué aguantá”, sería simplemente, IMPOSIBLE.

JAMÁS compartiríamos mesa con desconocidos en un bar como hacen en Inglaterra o Alemania; Somos INCAPACES de respetar a animales y plantas como hacen en Francia o India; NUNCA ayudaríamos a alguien si nos vamos a manchar o nos va a costar dinero.
Estamos muy sobrevalorados los españoles.
Tenemos el sentido del ridículo más estúpido del mundo, razón principal por la cual somos el único país INCAPAZ de hablar bien inglés. Y mucho menos cantar en público.

Ni muertos, en caso de vivir en el extranjero, meteríamos en nuestra casa a un español desconocido que no tuviera donde vivir ni trabajo del que comer, cosa que sí hacen senegaleses y sudamericanos
Por nada del mundo permitiríamos que nadie pensase que tenemos menos de lo que tenemos o queremos APARENTAR tener. La cosa es que lo parezca, aunque de verdad no lo sea.
El coche más caro, la casa más grande, la pareja más detallosa, la tele de más pulgadas, la pandilla con los más divertidos y mejores amigos, la cámara de más megapíxeles, la ropa más cara, los hijos más estudiosos y con más actividades extra escolares, la familia más unida, las vacaciones más lejanas, la empleada de hogar más apañada y barata, y la piscina más grande en el apartamento de la playa de moda.
Y una mierda como un mojón.
Somos egoístas, desconfiados, rastreros, envidiosos, venenosos, ignorantes, aprovechados, cotillas, pesadísimos, gritones, irrespetuosos (con personas, animales, cosas y mobiliario urbano), adictos a todo lo que criticamos, infieles con amigos y parejas, hipócritas con más de dos caras, catetos mentales, insolidarios y también bastante sucios.
Ah! Y especialistas en quejarnos de todo y no mover un dedo para solucionarlo.
Que viva España.

Y ahora me decís que miento.

- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -
Sígueme en FaceBook:
https://www.facebook.com/masolaquelaluna
- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -
Más post en la columna de la derecha ;) ---->

sábado, 8 de septiembre de 2018

¡Pero qué bien funciona la sanidad pública!

O sea.
Hoy sábado 8 me da un dolor de barriga fuerte. 



Considero que no es lo suficientemente grave como para ir a urgencias, aunque me duele mucho. Pero no voy a ir a urgencias porque me duela la barriga, esto no es una urgencia y entorpecería a los que de verdad tienen una urgencia... Me tendrían allí 12 horas esperando para, al final darme algo, y mandarme a casa, previo pago de 15€ de parking.

Pido cita por internet al médico de cabecera, hasta el martes 11 no hay... Bueno, aguantaré.

Paso hoy una mala noche, mañana un mal día con su respectiva mala noche, igual que el lunes día y noche.

No me automedico porque nos dicen que no lo hagamos, así que paso 3 días con el dolor y asustada por lo que pueda ser.

Llega el martes, voy a mi médico de cabecera, por fin, ilusionada con que me de algo que me quite el dolor o me mande a que me haga alguna prueba el especialista de digestivo.

Llego 11 minutos antes de mi hora, pero todavía hay 11 pacientes delante mía. Va retrasada.



Claro, ponerle un paciente cada 6 minutos, es lo que tiene, que o vas a las 8:30 de la mañana y eres el primero, o te toca aguantar los retrasos acumulados de todos los que han entrado ya. Porque en 6 minutos, ni David Copperfield es capaz de hacer un diagnóstico mínimamente acertado. Además de que algunos van a contarle a los médicos lo bonita que salió la boda de su cuñada o lo guapa que estaba su hija vestida de comunión, mientras le hace las recetas.

Sin poder separar la vista de la pantalla del ordenador, te pregunta qué te pasa, se lo dices, y antes de que termines ya te está sacando la hoja de la impresora con el tratamiento para 15 días, o te lo mete directamente en la tarjeta sanitaria para que vayas a la farmacia.

Gracias, adiós.                    "¡El siguiente!"



Vas, compras la medicina con la rebaja correspondiente según tu situación laboral, llegas a casa y te tomas la primera pastilla. Sigues con el dolor constante, no se te quita, pero claro, con una pastilla no se te va a quitar...

Pasan los días, te tomas el tratamiento con unas ganas como si fueran gambas, porque confías en que poco a poco se te va a ir quitando el dolor. Y bueno, un poco si, pero poco.

Lo que sea que te esté pasando en la barriga, es más fuerte que las medicamentos genéricos hechos en la India que te han puesto.



Pasan los 15 días, terminas las pastillas, y la barriga te sigue doliendo. Ya te has acostumbrado y es casi un dolor más en tu maltrecho cuerpo ciencuentañero.

Vuelves a pedir cita con la esperanza de que te manden al especialista. Tienes que esperar otros 3 días porque antes no hay cita. Y claro, no vas a ir a urgencias por un dolor de barriga...
Llega de nuevo el día. Ya han pasado 21 días desde que fuí la primera vez, y el dolor sigue intacto.
Llego 10 minutos antes de mi hora, pero todavía hay 10 pacientes delante mía. Va retrasada. Normal. Están pocos y desbordados.
Me toca entrar 45 minutos más tarde de mi hora, no es para tanto.
Le explico a la doctora que sigo igual, que el tratamiento disminuyó un poco el dolor los primeros días, pero que sigo igual, o peor.

Se hace un silencio ensordecedor en la consulta mientras sigue mirando la pantalla. Tú, rezas en silencio para escuchar la frase: "Te voy a mandar una prueba de contraste", pero no, te toca probar con otro tratamiento, a ver si pita esta vez...

Otra vez el mismo proceso. Vas a la farmacia, compras otros medicamentos, te los tomas durante 15 días, y nada, el dolor sigue.

Joder, ya empiezas a preocuparte. Algo tiene que estar funcionando mal ahí dentro, porque me he tomado ya 4 cajas de medicinas y nada. Bueno sí, me han jodido más el estómago. Eso que me llevo.


Vuelves a pedir cita, por tercera vez ya, más cabreada que dolorida.


No está tu doctora, hay una doctora sustituta. Muy amable la mujer, pero no se sabe tu vida ni tus dolores. Mira en la pantalla lo que te has tomado, y te dice: "Pues es que si no se le ha quitado con lo que le han puesto, yo ya no sé qué más darle..."

Ostia. ¿Y ya está? ¿Moriré tan joven por un simple dolor de barriga?...

"Por favor doctora, pídame una prueba, porque algo tengo que tener, esto no es normal ya, que me muero de dolor desde hace ya 36 días con sus noches, y ya estoy asustada".
La doctora sustituta te mira, se apiada y te dice: "Venga, vamos a pedirte una prueba en digestivo a ver qué es lo que te pasa"

¡¡¡GRACIIIIAAASSSS!!! ¡¡¡DOCTORA ES USTED MARAVILLOSA!!!

¡¡¡Te dan ganas de levantarte y abrazarla!!! ¡¡Parece que tu vida vuelva a tener color!!
¡Te van a hacer una prueba diagnóstica! ¡Por fin!

Vas al mostrador de la entrada con tu papelito, esperas la cola de unas 23 personas, y te toca. Le das el papel a la auxiliar, que sin dejar de mirar la pantalla y sin ni siquiera leer el papel te dice: "Uy qué va, las agendas están cerradas. Ya te llamaremos o te enviaremos una carta".




Se te queda cara de ajo, y sales de allí con tu dolor de barriga y cabreada, con otra mañana perdida y sin saber muy bien si llorar, llorar, o llorar.

¡¡POR DIOS QUE ME DUELE MUCHO LA BARRIGA!!

Te vas a casa preguntándote dónde va todo el dinero que te quitan cada mes de la nómina y decidida a que, si esta noche te sigue doliendo tanto, te vas a urgencias y punto, que ya está bien.

A las once de la noche ya no puedes más con las puñaladas estomacales, te vistes, coges el coche y para urgencias, pensando que es lo que tenías que haber hecho desde el primer día, pero que por buena ciudadana no hiciste. Total, más barato le hubiera salido a la Seguridad Social, que ya lleva gastados dos tratamientos y 3 citas de atención primaria para nada. Dinero tirado. Tiempo perdido.



Llegas, metes el coche en el parking de 15€, y subes. Haces la cola de admisión, la cola de clasificación, y ya a las 2 de la mañana estás fichado esperando a que te atienda un médico.

Miras a tu alrededor. Hay señoras de 90 años en silla de ruedas que están más cerca de pasar a mejor vida que de quedarse en esta. Jóvenes chorreando sangre por la cabeza. Hombres de mediana edad con cara de sufrimiento máximo. Puff, y a mi sólo me duele la barriga.

Las 3, las 4, las 5 de la mañana, y tú allí sentada sin ni siquiera poder entretenerte con el móvil, porque no hay cobertura en un hospital de 25 millones de euros recién hecho. Lo que sí hay es una gotera a cada 10 metros de pasillo. Desesperante y aberrante.



Conforme pasan las horas, más flipas, y más te planteas si seguir esperando allí o mejor te vas a casa, y mañana derecha a un privado.

Harta, me voy a casa, a dormir, que son las 6 de la mañana y lo único que he perdido ha sido sueño y dinero, porque el dolor sigue...

Al día siguiente llamo a la consulta privada de un especialista digestivo. Me da cita esa misma tarde. Puff. ¡¡Por fin veo el final del túnel!

Llego a la consulta, llena hasta los topes. Me atiende a mi hora, y en menos de 3 minutos, ecógrafo en mano me dice: "Ya sé lo que tienes. Doce piedras en la vesícula del tamaño de 12 aceitunas de Jaén. Son 200€".

Nunca he soltado 200€ con más alegría y agradecimiento. Como estos.



Bueno, ¿y ahora qué?
Pues de nuevo a pedir cita en mi médico de cabecera, a llevarle el informe del médico privado. Y todo esto, con mi dolor de barriga, pero al menos ya sabía que de eso no me iba a morir.

Le cuento el periplo al nuevo médico sustituto que me toca, y claro, ante la evidencia, rápidamente me pide cita para que me operen de modo preferente.

El modo "preferente" no es más que otros 3 meses esperando. Y es que "no hay quirófanos", "no hay camas", y "no hay citas", Y es lo que hay. Cuando te quieres dar cuenta, llevas año y medio con dolor de barriga, arriesgándote a que derive en algo peor y que ya no tenga arreglo.



Digo yo, no sé, que si me hubieran hecho la prueba la primera vez que fuí al médico, la seguridad social se hubiera ahorrado bastante dinero, y yo bastantes dolores, paseos y cabreos, ¿no? Y 200€ también.

Que la sanidad privada es muy buena y tiene los mejores médicos y los más avanzados medios, si, pero cuando funciona y está bien gestionada. Cuando no funciona, y estás mal, la única opción es la sanidad privada. Y quien no tenga 200€ de sobra, tendrá que esperar ni se sabe la de años para que le acaben operando, si no se mueren antes. Tercermundista.

Resumen: 5 meses esperando, mucho dolor, muchas mañanas de trabajo perdidas, muchos pagos de parkings, muchas horas en salas de espera y al final 200€, para conseguir que me operen.

Si esto es normal, si esto es ético, y si esto es legal, que venga Dios y lo vea. Eso sí, cada mes aportas a la seguridad social una tercera parte de tu sueldo, para que los señores políticos puedan pegarse la vida padre a nuestra costa. Y todos callados. Aquí no protesta nadie oye. De puertas para adentro y en los bares sí, sin parar, pero donde hay que protestar, nada.

Ya está bien de permitir estos abusos, y muchos otros a los que estamos sometidos los ciudadanos (tanto pacientes como médicos) que tenemos que trabajar día a día para vivir y pagar impuestos, que luego NO revierten en nosotros.

Sólo nos queda rezar para no ponernos malos y no tener que hacer uso de la tan desvalida y desvalijada sanidad pública. Qué pena.
Y antes nos quejábamos...

Y del sistema educativo y de la justicia, mejor no hablar...
Pero eso si, todos callados.
Mientras no prohíban el fútbol, el reguetón o los chiringuitos de la playa, no hay problema.
¡Que viva España!

-

Temas relacionados:
Médicos: https://masolaquelaluna.blogspot.com/2017/05/medicos.html
- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -
Sígueme en FaceBook:
https://www.facebook.com/masolaquelaluna
- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -
Más post en la columna de la derecha ;) ---->

domingo, 29 de julio de 2018

Noticias reales...

Noticias reales de hoy, vistas en tres deslizamientos de pantalla:

-“Juana Rivas, condenada a cinco años de cárcel por la sustracción de sus hijos”.

-“El rifle láser de China no es ciencia ficción y producirá carbonización instantánea”.

-“Un español confiesa haber violado repetidamente a un niño de 9 años tras pagar a la madre del menor”.

-“No está bien”, preocupación por el estado de salud de Urdangarín.

-“Encuentran un envase de yogur en el estómago de un rape en el País Vasco”.

-“Detenida una mujer de 38 años por agredir a su pareja, de 80, con una barra de hierro”.

-“450 inmigrantes esperan en el mar a que Italia y Malta resuelvan sus diferencias”.

-“Pedro Sánchez anuncia la exhumación de Franco en breve”.

-“Mercadona ofrece 5.700 euros al mes a médicos y arquitectos”.

-“Un tronista de MujeresYHombresYViceversa podría llegar a ganar hasta 5.500 euros al mes”.

-“Una bebé de 11 meses, grave por una intoxicación de cannabis y cocaína”.

-“De las cenizas a las lluvias torrenciales: Atenas se inunda apenas unos días después de los incendios”.

-“Alarma por los más de 50.000 subsaharianos que esperan en Marruecos para cruzar a España”.

- - -
Estamos en guerra, pero esta vez mundial y de todo a la vez.
No hay valores, no hay respeto, no hay apego ni amor verdadero, no hay humanidad ni civismo, no hay vergüenza ni decoro, no hay justicia, no hay generosidad ni empatía, no hay límites ni castigo, no hay recompensa por el trabajo, ya ni el clima funciona, y las personas no huyen de su tierra invadiendo países por deporte ni turismo.

Estamos todos locos, pero nadie parece darse cuenta.
Nos han puesto todo un paraíso de tiendas, bares, centros comerciales, ligas de fútbol, canales de televisión, posibilidades y luces de colores por todas partes, para que ni nos demos cuenta.

Vamos a dejar de darnos por culo los unos a los otros, que ya nos están dando a todos y encima nos creemos superiores.

Tenemos la peor realidad desde que el mundo es mundo.
Todo obra nuestra.
Pero NO-PA-SA-NA-DA.
Venga, que ya mismo llegan las fiestas.

No hay más ciego que el que no quiere ver.




. . .

- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -
Sígueme en FaceBook:
- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -

Más post en la columna de la derecha ;) ---->

sábado, 28 de julio de 2018

Pueblos perdidos...


Antes de nada, decir que, con todos mis respetos, lo que aquí se dice es MI OPINIÓN PERSONAL, sin ánimo de ofender a nadie, desde el punto de vista de alguien que ha nacido en una ciudad muy cateta, llena de gente retrógrada, y que los forasteros la tienen como una de las más bonitas del mundo, y no digo que no lo sea, pero que hay que vivir aquí para saber a qué me refiero...


Sales unos días para desconectar, eliges un pueblo perdido en lo alto de un monte o en el interior, en la Alpujarra o en la costa de Almería, en Castilla la Mancha o en Murcia, da igual, huyendo de la muchedumbre que llena las playas. Pueblos perdidos de la mano de dios hay por todas partes. Me refiero a esos que tienen 400 habitantes, que es lo mismo que hay en un Mercadona un sábado por la mañana. Pero eso es lo que quieres, huir del mundanal ruido, de los atascos y los bullicios veraniegos.

En Booking ves el sitio y te enamoras. Casas de piedra, flores por todos lados, cielo azul, pajarillos que cantan por la mañana, una terracita para desayunar al fresquito con unas vistas espectaculares, una piscina cristalina rodeada de verde césped.
Todo idílico.
Reservas para 5 días, porque ya que hay 3 horas de camino por carretera peligrosa de montaña, que merezca la pena y te de tiempo de conocer la zona, descansar y disfrutar.


Haces las maletas como para un mes, porque puede que haga frío por la noche, calor por la tarde, los bañadores, toallas, champús, secador, ropa más cómoda y más arreglada, porque no sabes lo que vas a necesitar...
Móviles, tablets y cargadores, lo más importante, que hay que desconectar, pero no tanto.
Y total, como vas en coche, no hay problema. Ya te limitas demasiado cuando vas en avión por aquello del límite de equipaje, así que ahora, venga! To pal coche, igual que los marroquíes que vienen de Francia.

Te encaminas hacia el pueblo perdido de tus sueños por un puerto de montaña de esos en los que el coche sufre. Por la carretera te encuentras a una familia vacuna tan pancha, y tienes que parar por aquello de que están en su hábitat, y si sobra alguien eres tú y tu coche. 



Y también porque hay un balate a cada lado, y no entra en tus planes morir ya.

Venga curvas, pero qué bonito es todo. Y venga estrechamientos, rezando para que no venga de frente otro coche o un camión! Qué bonita carretera de montaña, qué bonitos pinos, qué bonitas piedras, qué bonito todo!
Qué buena idea ha sido hacer este viaje!


Llegas a la casa después de cien mil curvas, divina!!! Fiel reflejo de las fotos de Booking. Claro que en las fotos, no se ven las moscas ni los abejorros, ni los mosquitos trompeteros de esos que por la noche se te ponen en la oreja a pitar.
Bueno, estás en la montaña!! Y eso va en el pack, y no te importa porque vas a descansar! Y todo es precioso!

Deshaces las maletas, y te dispones a hacer una primera ronda de reconocimiento de la zona y a comer algo. Vamos!
Echas a andar por esas cuestas tan bonitas, que como no vayas frenando te rompes las dos piernas, pero qué relax! No pasa ni un coche!... Normal... A ver quién es el guapo!



Llegas a una casa con una señora sentada en la puerta.
"Buenas, ¿me puede decir usted dónde podemos comer?"

"Pues ahí hay un bar, pero cierran entre semana. Más para allá hay un restaurante pero sólo abren los domingos. Si vas hasta el final de la carretera, subes unas escaleras y tres cuestas, hay un bar que está abierto"
Pues muchas gracias señora.

Te crees que vas a poder irte, pero noooooo. La señora pilla carrerilla y te cuenta que su marido "se fué" hace dos años, que se ha quedado muy sola, que menos mal que su hija que vive en Barcelona viene de vez en cuando a verla, bla bla bla...
La pobre, pilla a alguien y no lo deja escapar! Hasta las fotos de su boda nos enseñó!

La señora era un encanto, pero eran las 3 de la tarde y el sol apuñalaba. Con la promesa de volver por la tarde y continuar "la conversación", conseguimos echar a andar por esas cuestas, en busca del bar. Dios. 

Llegamos con la lengua fuera y ¡oye! tiene buena pinta, al menos mejor pinta que los bares cerrados que hemos ido viendo por el camino, con 4 sillas de plástico en la puerta, sin más sombrilla ni más macetas.



En una mesa dos treintañeros hablando de piezas de camiones a grito pelao, y bebiéndose 3 cervezas cada 15 minutos. En otra mesa dos guiris con cara de despistaos, pensando "qué bonita es España", en otra dos señores con más barriga que Jesús Gil, callados y espantando las moscas. ¡Ambientazo!

Después de comer (eso si, muy rico y muy barato, sólo faltaba que estuviera malo y fuese caro), volvemos a la casa y echamos un rato de piscina. Sólo había una pareja danesa con su hijo transparente y nosotros. Y 1.500 avispas.




Mejor volvemos a casa y echamos un rato de sofá/tele/tablet. El sofá muy rústico pero menos cómodo que el garrote vil. La tele con Canal Sur sintonizado en 30 de los 35 canales disponibles. Menos mal que el wifi iba de escándalo, así que ya nos ves ahí a todos con la tablet, exactamente igual que en casa, pero muertos de calor, incomodísimos y sin saber muy bien qué hacemos allí. Eso sí, muertos de risa por lo absurdo de la situación. Y es que el ser humano hace cosas raras, paga para estar peor que en casa, somos así.


Afloja el calor por fin, venga, vamos a dar otro paseo, aunque ya nos hemos visto las 3 calles, o mejor dicho, las 3 cuestas del pueblo, pero no nos vamos a quedar en casa, por bonita que sea.

Pues nada. No-hay-nada. Pueblo fantasma total. ¿Y este era el sitio tan bonito y tan típico que tantos piropos le echa la gente? ¿Perdona?
Ni un cristo! Ni un bar! Ni un senderico pa andar! Ni una tienda! Ni un nada!


Por dios de verdad. ¿Qué hace la gente que vive aquí para distraerse? ¿Ver Canal Sur? ¿Rezar? ¿Drogarse? ¿Y por qué vive gente en un sitio así? ¿En qué trabajan los que no tienen la tienda de comestibles, el estanco, o no son el alcalde o el cura?
¿Y la gente joven? Hace el mismo tipo de vida que sus abuelos, y se tienen que emparejar entre ellos, les guste o no, porque es lo que hay.

Por supuesto, no hay médico (va un día a la semana, igual que el mercadillo y el pescadero), ni policía (pa qué), y el banco no es tal, es una casa del pueblo con un cartel de un banco, que sólo abre el día que llega el furgón blindado con el dinero de las pensiones. La farmacia es otra casa del pueblo con una cruz verde, y el Ayuntamiento hace las veces de Correos, Gimnasio y de Casa de la Cultura.

Todo en miniatura. El ayuntamientito, la farmaciíta, la tiendecita... El estanco también es papelería, mercería, kiosco de chuches y prensa, y hasta corsetería. Eso si, la Iglesia enorme! Allá donde haya 3 casas, hay una iglesia. Muy útil si señor. Está todo pensao...

Y digo yo, que pa qué tanto despliegue eclesiástico si no hay gente en el pueblo pa llenarla. Claro que, como tampoco tienen otra distracción, están todos deseando que haya un funeral o llegue el domingo pa ir a misa y hacer algo con gente. El cura tampoco está todos los días, va rotando por los pueblos de alrededor, claro que el cura no es una figura tan necesaria como el médico o la estanquera. Qué cosas. Es como volver al siglo XV.


La Santa Iglesia tiene un campanario, con campanas. Unas campanas que suenan cada 15 minutos, sin fallar. Supongo que son las que marcan las cervezas que se toman los del único bar abierto. De día tiene su gracia, pero no os quiero contar la gracia que tienen por la noche. Ahí, en lo alto de un silencioso monte, donde no hay contaminación acústica de ninguna clase aparte de los grillos y las ranas... DIOS!!! QUÉ NOCHE TOLEDANA!!! (Ahora he entendido el significado de ese dicho tan popular).



La 1, la 1:15, la 1:30.... Y así hasta las 6 de la mañana, con los ojos como platos, el ruidoso ventilador a toda potencia porque te morías de calor, porque si dejas la ventana abierta se te meten lagartijas, salamanquesas y todo bicho viviente, y claro, preferimos morir asfixiados.
Qué horror de noche, calla calla... Eso si, sin parar de reir! Jaajajajaja, es que es de idiotas! Nos planteamos la opción de recoger y volver a casa, así, sin más. Pero bueno, teníamos pagadas 5 noches y tenía como un poco de mala follá tirar 240€ a la basura, pero tampoco nos íbamos a torturar más días por un puñado de euros.
En fin, vamos a ver si esta noche se nos da mejor, y si no, pa casa! Con su aire acondicionado, su sofá cómodo, su nevera llena, en fin, lo que viene siendo la casa de uno.

Amanece (que no es poco) y nos disponemos a pasear por la zona. Otra vez. Como el pueblo ya nos lo teníamos muy visto, cogemos el coche para explorar los pueblos colindantes. Kilómetros de carreterillas donde apenas cabe un coche, con curvas cerradas con cero visibilidad, donde lo raro es que no mueras despeñado o por chocar con el que venga de frente. La suerte es que nunca viene nadie de frente. Y el paisaje, seco como la mojama, con las chumberas desintegradas por la plaga de la cochinilla asquerosa, vamos, un encanto.



Ya es el segundo día y pareciera que llevásemos allí dos meses. Un pueblo, otro, y otro. Y todos iguales. Cuatro casas rodeadas de cuestarrones y eso si, una iglesia.
Ni dios en la calle, un calor pa morirse, y nada que hacer. NA-DA.
De nada.
Vamos, una orgía de distracciones es aquello. Y ¡ojo!, que yo soy una HATER de las aglomeraciones y los centros comerciales, pero una cosa es eso, y otra esto.

Igual que no entiendo la cultura de los centros comerciales donde la gente va "a pasar el día", tampoco entiendo que se pueda vivir en un sitio sin la más mínima distracción. Te levantas, te sientas en la puerta, ves pasar a las vecinas hacia la tienda, compran y se vuelven a hacer la comida. Y eso igual todos los días de tu vida. Ofú.
Empiezo a darme cuenta que en la vida no todo es blanco o negro, de tó se aprende...

Llegamos a un pueblo donde ¡coño! había un concesionario de tractores! Y una gasolinera! Y dos bares! Y UN CHINO!!!! Ostia qué nivelazo!!!! Se nos saltaron las lágrimas y tó. Eso ya si era más parecido a la civilización. Nos tomamos una caña en uno de los dos bares, y después como el cementerio estaba al lado, entramos a verlo. Total, allí al menos había más gente.




Un dato curioso. Todos los allí de cuerpo presente, habían muerto con más de 90 años. Claro, es lo que tiene la vida sana, no tener contaminación y comer verduras del huerto y huevos de gallinas ecológicas, y la ausencia de Macdonalds y comida preparada. Pero puff... vivir más de 90 años en un sitio donde no hay nada que hacer ni que ver, además de tener mucho mérito, es un poco tortura. Desde luego de estrés no muere nadie.


En fin, que cada minuto que pasaba estaba más claro que a la mañana siguiente salíamos por patas hacia casa. Mira que odio el pueblo donde vivo, pero puff, deseaba volver!! Ya no lo veo tan malo! Por lo menos tiene calles llanas, tiendas, y gente. Aunque la deteste, pero adorna.


Alguien debería reordenar aquello, y juntar los 10 pueblos fantasma de 400 habitantes en uno sólo de 4.000, así al menos tendrían los servicios mínimos, y un poco de distracción. ¿Y dónde se compran la ropa? ¿Y si a las 3 de la mañana se cortan un dedo qué hacen, se lo comen?

La parte buena es que si te quedas sin tabaco a las 11 de la noche, con ir a la casa de la estanquera te abre y te lo vende. Con razón esperan todos con tanta ansia que lleguen las fiestas del pueblo...
Pero eso de que todo el mundo lo sepa todo de tu vida, y tu de la de todos, en fin...



La segunda noche dormimos mejor gracias a los pastillones pa dormir y la ilusión de que volvíamos a casa y terminaba la aventura, a nuestra cama, nuestro calor, nuestro sofá y nuestra nevera.

La próxima vez que nos de por irnos a desconectar, recordaremos este surrealista viaje, que para estar peor que en casa, siempre hay tiempo. 


Aprendizaje personal: Donde se ponga una capital europea, que se quiten los pueblos fantasma de montaña y las playas abarrotadas. Ahora lo tengo claro. Pero para poder hablar, hay que saber de lo que se habla.
Para gustos, los colores...


- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -
Sígueme en FaceBook:
- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -


Más post arriba a la derecha ;) ---->