viernes, 21 de octubre de 2016

Halloween... bonito invento.


Los yanquis nos han vendido una fiesta en la que los niños se visten de mamarracho a cambio de regalos.
En España eso tiene un nombre: Hacer la Primera Comunión.


Pero hay una sutil diferencia. En USA l@s niñ@s se visten de muertos torturados y ensangrentados. En España los niños se visten de marineros, y las niñas de hadas. Y digo yo, lo de vestirse de muerto el día de los muertos, aunque sea una gilipollez, tiene sentido. Pero ¿qué tendrán que ver los marineros y las hadas con Dios? ¿No sería más lógico que se pusieran una de esas túnicas harapajosas que llevaban los apóstoles?. Y ¿en qué parte de la Biblia está escrito que haya que gastarse una fortuna en una comilona y que el niño reciba toda clase de regalos carísimos? Claro, yo no me la he leído entera, pero lo mismo lo pone... En fin...

Respecto a vestirse de muerto descuartizado, ¿alguien le ve el chiste?. No puedo entender qué le veis a colocaros telarañas por el pelo, maquillaros como si os faltara un cacho de carne, y mandar a los niños a que vayan dando por culo casa por casa, diciendo"¡Truco o trato!", que no saben ni lo que es, a pedir caramelos que luego no se comen. Porque los caramelos que la gente les da, son los caramelos que recogieron pisoteados del suelo en la cabalgata de Reyes, esos duros y gordos que te pican tres muelas sólo con quitarles el envoltorio. Divertidísimo. Yo,cuando me llaman al timbre y los veo por la mirilla, abro de golpe sin pintar y con los pelos tiesos, vamos, como suelo estar en casa (y en la calle), y salen por patas dando gritos terroríficos ;)
Problema resuelto.
Para este evento, la industria del dulce inventa toda clase de deliciosos caramelos, a saber: Gominolas de vómito, de rata muerta, de cucaracha!!!... Si hijos si... Y la gente se las come... porque es Halloween.

Qué bonita tradición. ¿O no es una tradición? ¿Qué es?. Porque en España con tal de pillar una fiesta, somos capaces de alquilar un ataúd para ser el más ingenioso de la reunión. Y el caso es que a la gente le hace gracia...

Los que me conocéis, sabéis que soy anti-fiestas-populares en cualquiera de sus variantes. No nací con el gen de divertirme con verbenas al son de "Paquito el chocolatero", disfraces de ningún tipo, entrañables fiestas navideñas, vestidos de faralaes ni cosas así.
Si, soy así de malafollá. Qué le vamos a hacer... Nadie es perfecto, y yo, aunque lo parezca, no iba a ser una excepción...

Me parece ridículo que porque El Corte Inglés diga que es la fiesta de Carnaval, o de Halloween, de Nochevieja o la Feria, tengamos todos que ir a comprarnos un disfraz de ese tema, ponérnoslo y "pasarlo bien". No sé, mi concepto de "pasarlo bien" no conlleva tanta parafernalia, y no pasa por pintarme como una muerta viviente. Pero oye! Que cada uno es libre de hacer el ridículo como quiera! Yo para hacerlo no necesito vestirme de la bruja mala de Blancanieves, que bastante tengo con salir a la calle con mi cara todos los días ;)

Hace años nos invitaron a una de estas fiestas. Los hombres estaban perfectamente caracterizados como auténticos muertos (daban más asco que miedo), y las mujeres todas súper sexys de Cruela Deville o de vampiresas con la pechuga más fuera que dentro.
Eso sí que daba miedo.


Pero lo peor no es eso. Lo peor es que disfraces a tu hijo de 3 años como un esqueleto, o como un muerto degollado. Eso está precioso, es muy educativo, instructivo y divertido... De verdad, llamadme sosa, pero no le encuentro la gracia! Y conste que a mi no me da ningún miedo la muerte. Es más, me da más miedo la vida. A día de hoy, no ha habido ningún muerto que me haya traicionado o engañado. Vivos si, a punta pala.
Mirad, mirad qué cosa más preciosa...

Los partidarios de los disfraces y maquillajes de fantasía, ya estaréis pensando: "Pues vaya tía estúpida, malafollá y sosa, con lo divertido que es". Pues sí, soy todo eso cuando se trata de cosas que no me gustan ni entiendo. O he nacido antes de tiempo, o debí nacer cuando estos inventos no se llevaban. Pero vosotros a lo vuestro, que los aguafiestas populares como yo, estamos escondidos esos días y no molestamos.

Detesto que todos los supermercados estén llenos de calabazas con ojos (que la gente compra y luego tira sin pensar que eso se come), de gominolas de arañas y de toda clase de cosas relacionadas con Halloween, y verlos a todos como locos comprando chuminás pa decorar la casa. Pero bueno!! Si dentro de ná vais a tener que poner el árbol de Navidad!! Se os van a mezclar las decoraciones!!! 

Que lo hagan los americanos, vale, porque ellos tienen una forma muy peculiar de divertirse (como eso de hacer concursos de comer hamburguesas de 7 kilos con medio vaso de picante máximo, o transportar una casa montada a otro estado encima de un camión), pero ¿los españoles? ¿Con la cantidad de fiestas populares propias que tenemos?... 
Los festejos se nos van de las manos... Nos van a faltar días en el calendario para tanta fiesta, y luego nos quejamos de ser el culo del mundo...

Pues nada, a ver si el año que viene llega la preciosa moda de los Jíbaros, que le cortan la cabeza a la gente y las disecan pa ponerlas encima de la tele. A ver cómo os las ingeniáis para poner estas preciosidades encima de las teles planas...



- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -
Si le das a "Me gusta" en mi página de Facebook,
no te perderás ningún post! ;) Gracias!
- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -
Más cosas arriba a la derecha ;) ---->

2 comentarios:

  1. Lo de las calabazas con caras se lo llevaron a América, pero su origen es Europeo, celta, para alejar a los malos espíritus, incluso en España se hacía en algunos pueblos antiguamente. Lo de disfrazarse era para lo mismo En muchas culturas se utilizan las máscaras con la finalidad de protegerse de fantasmas y demonios. Mi abuela me decía que había que dejar velas en la ventana encendidas toda la noche para que no entraran los espíritus. Me imagino que como los niños estadounidenses no piden el aguinaldo algo tendrán que hacer.

    Yo hago como los romanos, festividad que me gusta, pues la incluyo. Aquí en Bélgica no tienen Reyes, tienen Sinterklaas el 6 de diciembre, y también celebran la Navidad. Por lo que yo celebro las 3. No pierdo mis costumbres y adapto nuevas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Haces bien, si eso te hace feliz, adelante! Creo que si yo estuviera en otro país, haría lo mismo que tú.
      Aquí es que, cuando no es una cosa, es otra, y llega a saturar tanta fiesta! ;)
      Y gracias por tu explicación, un beso!

      Eliminar