sábado, 6 de febrero de 2016

Locura Express!

Bueeeeeeno, después de hacerme 4.848 Km. en 22 horas, o sea, menos de un día, cogiendo un coche, un avión, un bus, un metro, y vuelta patrás en pocas horas, sólo por ir a un concierto, puedo decir y digo:
Que no hay nada mejor y más sano en la vida, que salir "corriendo" de vez en cuando, sin necesidad de una razón, donde sea, cuanto más lejos mejor, a lo que sea, y si es por algo que te guste mucho, como un concierto, un partido, ver un monumento que te hace ilusión, o simplemente desconectar, pues ya estás tardando. Que Amsterdam es preciosa y te la vas a perder...

Que NO PASA ABSOLUTAMENTE NADA por NO estar durante 24 horas al pié del cañón, que no se mueren las plantas, no se pierde el niño, no te despiden del trabajo (si lo tienes), ni te van a destituir de presidente de la comunidad, ni se queda sin comer la familia. Que Barcelona es una maravilla, y te la estás perdiendo...
Que es muy gratificante mentalmente salir de tu zona de "confort" (no sé por qué le llaman así al coñazo diario que tenemos todos los humanos que aguantar, nos guste o no), ver otras caras, otros escenarios, otros aires, otros paisajes, otras luces, y cargar las pilas. Que Londres y sus mercados son otro rollo, y te vas a quedar sin vivirlos...
Que "hacer una locura", te tiene dos meses antes ilusionao mientras la planeas, y dos meses después viviendo de los recuerdos, con lo que son 4 meses de salida mental de la rutina, con el consiguiente beneficio para ti mismo y los que te rodean, por la notable mejoría de carácter y humor que se desarrolla en tal período, y con la lógica mejora mental para todos, que dejan de oírte gritar y verte con cara de perro por un tiempo. Y eso, no tiene precio.
Vete a pegarte una caminata por los Pirineos, a hacerle fotos a las cabras de la costa, a cruzar España en moto, o a comerte un bocata de calamares en la Plaza Mayor de Madrid. Lo que sea, lo que te guste. Que subir a una cima, sentir la velocidad, o ver la tierra desde un avión, te da otra perspectiva de la vida y de los problemas, y a veces nos hace falta salir del agujero aunque sean 24 horas, para poder seguir palante...
Que el mundo es grande y redondo, que aunque te vayas a la otra punta, encontrarás otras gentes, otras costumbres, pero gente al fin y al cabo igual que tu, que hablan raro y comen cosas raras. Pero que te entiendes con ellos, y comes esas cosas raras y te gustan. O sea, que cambias de aires y te gusta. Y que España es muy grande si no quieres ir al extranjero, conoces la comida y hablan tu mismo idioma (bueno, en algunos sitios no ;).
Que en un día, no pasa nada por no dormir, que no pasa nada por no comer en condiciones, que no pasa nada por no tener un cuarto de baño cerca, que saliendo de la rutina se te quitan to los dolores, y que NO-PASA-NADA. Que ir a un concierto de tu cantante favorito en tu ciudad favorita, es doblemente satisfactorio y vuelves como nuevo... Y es una medicina sin efectos secundarios.
Que el dinero no es excusa, que si quieres puedes, que en el cementerio no sirve de nada ser rico, que cualquier día en el Centro Comercial te gastas lo mismo que cuesta un vuelo en 4 cañas y 2 pantalones de Zara, y lo sabes... Que las pirámides de Egipto llevan ahí miles de años, y la sensación de estar allí es diferente a cualquiera que hayas vivido antes...
Que el tiempo pasa, que nos creemos que vamos a ser siempre jóvenes, pero que el dolor de la rodilla ya empieza a no dejarte andar mucho, y empiezas a no tener gana de alejarte de tus comodidades, y que hay que aprovechar mientras se pueda. Que el tren pasa cuando pasa, y hay que cogerlo o te quedas en tierra...
Que cuando vuelves, todo está como lo dejaste el día de antes. Tu casa sigue en el mismo sitio, las plantas siguen vivas, tu familia también, y tus rollos, por suerte o por desgracia, también. Pero tu estás muuuucho más contenta, aireada, viajada, experimentada, y en definitiva, FELIZ. Que Lisboa está ahí al lado, y nunca has pensado en ir porque está muy cerca y no te caen bien los portugueses, y el caso es que no vas...

Conclusión: Estamos tan sumamente metidos en nuestro día a día, que ni nos paramos a pensar en que NO PASA NADA por salir a ver mundo, aunque sea sólo 24 horas, que no te roban, no te violan, no pierdes la cartera. Que aun estamos jóvenes como para hacer locuras, y que dentro de ná no lo estaremos. Vamos, más que nada, que necesitaremos un baño cerca, o un sofá, o las pastillas, y no será igual de fácil hacerlo. Que París es muy caro, si, pero tu pueblo ya lo tienes muy visto, y él a ti.

Os recomiendo que hagáis locuras, tantas como os lo permita vuestra situación. Que viajar engrandece el alma y empequeñece los problemas. Quizá mañana no puedas, y te habrás quedado con las ganas. Pensad en un sitio al que os gustaría ir, algo que os gustaría hacer mientras tengáis salud, y que no hacéis porque "no se puede".
Yo no pienso esperar a otra vida para aprovecharla. Este año se ha presentado muy viajero, quién sabe cómo será el que viene... Así que palante!
El mundo está ahí esperándonos, y nos lo estamos perdiendo!!!
Que los demás digan y hagan lo que quieran , pero tu, TAMBIÉN!
Sólo tenemos que hacer "clic" y salir volandooooo! ;)


- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -
Si te ha gustado, me hace mucha ilusión saberlo ;) Y me anima a seguir escribiendo!
Dale a "Me gusta" en mi página de Facebook y no te pierdas nada ;) Gracias!

https://www.facebook.com/masolaquelaluna
- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -
Más post en la columna de la derecha ;) ------> 
- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -

2 comentarios:

  1. Cuando pasa el tiempo y miramos atrás los primeros recuerdos que nos asaltan son aquellos que nos regalaron esas pequeñas locuras.

    Gracias Elena por contarlo tan bonito.

    ResponderEliminar