sábado, 21 de enero de 2017

Parejas (I)...

Día de Reyes. 11 de la mañana.
Todos los niños del planeta despiertan para abrir sus regalos.
Mis dos vecinas ya están gritando y peleando.
Como todos los días, a todas horas. Incansables.
Pero hoy se ve que algún regalo no le ha gustado a alguna, porque la pelea es más fuerte de lo normal.

Pareciera que hubiese una ventana de su salón al mío en vez de una pared. Las escuchamos aunque pongamos la música o la tele alta. Es desesperante, porque el ser humano tiende a ir en ayuda del que grita, pero en este caso, mejor no meterse. El caso es que estás en tu propia casa con los mismos nervios que si estuvieses en la puerta de una macrodiscoteca de la ruta del bacalao a las 7 de la mañana.
No se puede vivir así. Llorando todo el día. Sin parar de discutir por absolutamente todo. 
Día tras día igual. Mañana, tarde o noche. Hablan a voces, y para nosotros, escucharlas peleando es ya algo cotidiano que forma parte del sonido ambiente. De hecho, han hecho buenos a los choris de abajo que ponen el raeggetón a 150 decibelios.

Me llega un whatsapp de su vecina de abajo, asustada por el escándalo. Otro del presidente de la comunidad diciéndome que ha llamado a la guardia civil. Ya era hora de que alguien acudiera a la Benemérita. No va a servir de nada, pero es a lo único que podemos agarrarnos las víctimas de vecinos problemáticos.

Llegan los agentes, llaman a la puerta, les abren y después de que estos valientes señores les dijeran que habían recibido una llamada de los vecinos asustados, va una de las amorosas chicas y le dice: " Pues los vecinos fuman marihuana y yo tengo que aguantar el olor, deberían buscar en sus casas".
T-o-m-a--y-a. Ahí, reconociendo sus errores. No sé si lo habrá dicho por mi, por la del otro lado, por la de abajo, por la de arriba, por la de enfrente o por todos juntos, pero desde luego, a gusto se ha quedado la paya poni. Aquí todos fumamos marihuana por lo visto, pero las únicas que se matan todos los días son ellas. Y los malos somos los demás...
Quizá es lo que deberían hacer ellas. Quizá así pelearían menos y reirían más ;)

El agente, muy educado le ha replicado: "Cada uno en su casa es libre de consumir lo que crea conveniente, y ese no es el problema por el que estamos aquí".
Olé por el señor agente! 

Siguen intercambiando impresiones, ellos muy profesionales y ellas muy mentirosas.
Que si ha sido una simple discusión, que si no ha sido para tanto... 
Qué pena. Qué pena vivir así. Qué pena estar atado a alguien que te hace la vida tan triste, que se oigan más lloros que risas, más peleas que conversaciones, más golpes que silencios... Qué pena.

Y os preguntaréis que cómo sabemos lo que han hablado. Pues porque las paredes son papeles de fumar y ellas hablan a gritos. Siempre.

Sabéis que no creo en el amor en ninguna de sus variantes románticas. Las parejas son parejas, sean homo o heterosexuales. Los problemas y discusiones son los mismos entre una mujer y un hombre, que entre dos mujeres o dos hombres. Los mismos.

El maltrato es el mismo. Las humillaciones idénticas. Siempre hay una parte que sufre y otra que domina.
Son las 23:15 de la noche, y siguen discutiendo. Desde las 11 de la mañana.
Una grita, la otra llora. 
Yo me pregunto: ¿Por qué extraña razón se soportan esas situaciones? ¿Qué hace que una persona humillada y maltratada siga al lado de quien le está haciendo la vida tan desgraciada? ¿Eso forma parte del "amor"? 
Quien lo sufre, te dice que no es tan fácil, que se anulan como personas, que no tienen voluntad.
Qué pena.

¿De verdad se puede tener tantísima dependencia de alguien como para vivir sufriendo las 24 horas, día tras día? ¿No se supone que estar con alguien es para estar mejor que solo? ¿Tanto miedo hay a estar solo?...

Jamás lo entenderé. Siempre he dicho que a mí puede que me dieran la primera ostia, pero la segunda no me pilla cerca.

Alguien que te hace llorar sin parar,
no te quiere, por mucho que te lo grite.

Alguien que te grita sin parar,
no te quiere, por mucho que te llore.
La vida es sólo una. Hay gente que la está malgastando al lado de alguien que, no sólo no la hace feliz, sino que sólo le da amargura.
No es necesario vivir con alguien. No es necesario tener pareja. Se puede vivir muy feliz sin alguien al lado. Lo que no se puede, es dejar pasar los días permitiendo que quien dice quererte, te esté contínuamente gritando. O humillando. O maltratando. Eso no es amor. 

Muchas veces, cuando me cruzo por el pasillo con la que siempre llora, me entran unas ganas locas de decirle: "No tienes por qué seguir aguantando eso". Pero claro. A ver quién es el guapo que se mete donde no le llaman. Y yo lo haría porque ella sintiera que en mi tiene a alguien con quien hablar si lo necesita. Y también lo haría por terminar de una vez por todas con esta tortura que es llegar a tu casa, y que antes de que te de tiempo de quitarte las botas, ya estás escuchando a esa idílica parejita gritarse.
Eso si, en Facebook son todo fotos amorosas, sonrientes y dignas del Guinnes del amor... Manda cullons.
Mi hijo ya está acostumbrado a escucharlas. No sé qué concepto va a crearse del amor y de la pareja. Desde luego al margen del que tenga por lo que escucha de mi, creo que está comprobando a través de la pared que el amor no es tan bonito como lo pintan. Sólo espero que cuando a él le toque tener pareja, sea un tío educado, respetuoso, amable y generoso.  Y que no permita bajo ningún concepto que quien dice quererle, le grite ni le haga tan desgraciado como estas dos cacho de tontas, que están desperdiciando su vida haciendo de pareja feliz.

- - -

Hoy es sábado. Siguen peleando. Ahora se emperifollan, salen de juerga, y llegan a las 2 de la mañana. Cierran dando un portazo y empieza la fiesta. Que si te crees que soy tonta, que si me he dado cuenta de cómo mirabas a esa, que si vete a la mierda, que si no lo voy a aguantar más...
Lo que viene siendo el amor en todo su esplendor...

Pero sigue aguantando. Y la que llora, también...

En fin, cada uno se amarga la vida como le parece... La cuestión es tener pareja y aparentar ser feliz, aunque no lo seas.
- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -
Si os ha gustado, compartid! Y si no, pues no ;)
Sígueme en FaceBook:
https://www.facebook.com/masolaquelaluna
- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -

Más cosas arriba a la derecha ;) ---->

2 comentarios:

  1. Yo tampoco entenderé nunca esa extraña razón, ese vínculo irrompible por el que dos personas siguen juntas, incluso sin llegar al conocerlas, es frustrante como se puede tirar una vida por el retrete.....porque? te preguntas y siempre acabas sin respuestas,ven fin, inexplicable y muy triste. Muy bien escrito y descrito, como siempre. Saludos!!!!!

    ResponderEliminar