domingo, 8 de mayo de 2016

Envidia...

Hoy vamos a aprender el significado de la palabra "envidia", para entender a aquellos que la padecen, y alegrarnos de no padecerla nosotros ;)
La palabra envidia procede del vocablo latino 'invidere', que significa "mirar con malos ojos". La envidia se define como la sensación de admiración o deseo por tener algo que otro posee, y el rencor o resentimiento al ver el éxito del otro. Y podría agregarse el deseo de que el otro no tenga aquello que nosotros queremos, que es el más común entre las mujeres. Los hombres en este caso, no suelen tener ese deseo. Ellos tienen un exclusivo y único deseo a lo largo de su vida, y no es la envidia. Es otro. Aunque también hay hombres que tienen muy desarrollado el sentido de la envidia, pero de hombres suelen tener poquito. Pero este es un extenso e interesante tema a tratar en un próximo post.
Sigamos.

Tipos de envidia.
Podemos distinguir tres tipos de envidia:

- La envidia positiva: Es aquella en la que admiramos y deseamos lo que posee el otro.
  Ejemplos: casa, coche, marido, tetas, Thermomix, trabajo, longitud del pelo o pene, sueldo, etc.

- La envidia destructiva: Es aquella en la que se desea que el otro pierda aquello que más quiere.
    Ejemplos: que lo echen del trabajo, que le deje la mujer,  que le roben el coche, que no venda discos, que no gane el partido, que se le rompa el iPhone, etc.

- La envidia mixta: Es aquella en la que se suman las dos anteriores. O sea, la peor.
    Ejemplo: Quiero tener tu casa, quitarte al marido, que te llueva cuando tienes el pelo alisado y que se te rompa el iPhone.
(Este tipo de envidia lo posee un % muy alto de la población, y el que lo padece, suele estar más solo que la una y vive amargao. Suelen rodearse de envidiosos del mismo nivel, con los que compartir su afición. Conozco algún que otro caso).
La envidia va acompañada de sentimientos que se entremezclan: pena, rabia, tristeza, pesar, malestar, impotencia, soledad, autodesprecio y hostilidad, entre otros. Casualmente, suelen ser personas feas y oscuras, sin nada que aportar al mundo, que encuentran en la envidia un motivo para seguir existiendo.

Envidiamos a la gente más cercana a nosotros, a la que está en una situación de cierta igualdad a la nuestra, y queremos superarla sea como sea. Haces por hablar con ella todos los días, no soportas (pero lo buscas) ese tufillo de que es o tiene más que tú, y mientras te cuenta sus vacaciones, tú estás pensando en cómo fastidiarle tanta felicidad. Lo que viene siendo pasarte toda tu puta vida auto-amargándote, queriendo vivir la vida de otro al que deseas que le pille un coche, en vez de estar viviendo tu vida, disfrutando de lo que tienes. Tengas el coche que tengas.

La envidia puede convertirse en un trastorno o problema grave cuando pasa a ser la emoción central de la vida de un individuo, y no repara en víctimas, envidiando hasta a gente que no conoce por cosas que se cree que tiene. O sea, rizar el rizo.Estos son los superenvidiosos. La ostia de envidiosos vaya.

Es envidia:
- Siempre que provoque sufrimiento y mantenga a la persona en un estado constante de ira y enojo, sin dejarla pensar en otra cosa. 
- Cuando va unida al deseo de quitarle al rival sus posesiones, con el peligro de acabar agrediendo al envidiado, incluso a realizar actos delictivos. 
- Si impide disfrutar de aquellos bienes o cualidades que se poseen. 
- No reconocer la emoción que está experimentando y transformarla o distorsionarla antes de reconocer que la sentimos.
- Cuando se es incapaz de controlar este deseo de ser o tener lo de otro.
- Cuando se habla mal de alguien por sistema, aunque no te haya hecho nada para merecerlo.
Cuando la envidia desemboca en violencia física o en una conducta delictiva, implica un descontrol mental y con ello un mecanismo enfermizo, casi siempre un proceso neurótico, psicógeno grave.

Pero también en la envidia leve y más banal existe un cierto trasfondo de agresividad, que se puede manifestar en conductas hostiles, comentarios descalificadores, desprecios, insidias, críticas negativas injustificadas y otros comportamientos "maduros" de este tipo. Generalmente a las espaldas o en las redes sociales, nunca cara a cara, porque los envidiosos, a demás de tener la suerte de ser envidiosos, también son cobardes.

Causas de la envidia

Ejercen una gran influencia los factores sociales, culturales y ambientales, que van conformando el perfil de alguien envidioso. Algunos rasgos son los siguientes:

- Personas con baja autoestima. 
- Personas sin éxito físico, laboral, sentimental, sexual y/o social.
- Egocentrismo.
- Personas que actúan motivadas por la ira. 
- Personalidades antisociales, histriónicas o narcisistas. 
- Personas mediocres, menos maduras y más neuróticas. 
- Personas invadidas por temores, complejos, contradicciones y conflictos.

El origen profundo de la envidia suele ser la insatisfacción con uno mismo, el no gustarse ni aceptarse, el sentirse peor que los demás, y el no quererse a sí mismo en absoluto, razón por la cual, no puede querer a nadie, aunque sí sus circunstancias.

Uno de los rasgos más significativos de una persona que te tiene envidia, es que te menosprecia y realiza comentarios negativos de ti ante otras personas, lo que hace que se le vea el plumero inmediatamente, y todo el mundo sepa que lo es.

Epílogo: Este estudio ha sido realizado a lo largo de mi vida, observando, cruzándome, tratando, soportando, conociendo y desconociendo gente envidiosa y después, contrastando datos.

Ha sido una larga labor de análisis de las conductas "humanas" cercanas, gracias a la cual, me doy cuenta de cuál es la razón que lleva a ciertas personas a actuar como verdader@s inmaduros gilipollas y no dejar vivir al envidiado en cuestión, que no tiene culpa de ser o tener más que tú, so gilipollas, y le ha caído la cruz de tener que aguantarte tol rato dando por culo. Lo que no saben los envidiosos, es que engrandecen al criticado y ayudan a que su sufrimiento sea aún más grande.
Envidios@s!... qué cosa más fea!!!

Un saludo para los envidiosos que me estáis leyendo para luego criticarme, ya tenéis tema de conversación pa quince días... ;)
De nada!

- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - 
Si te ha gustado el post, me hace mucha ilusión saberlo ;)
Y me anima a seguir escribiendo!
Y si no te ha gustado, pos tampoco pasa nada.

Dale a "Me gusta" en mi página de Facebook y no te pierdas ningún post! ;) Gracias!

- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -
Más post en la columna de la derecha ;) ------>
- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -

3 comentarios:

  1. La gente que envidia es la gente que está aburrida y no tiene vida con la que entretenerse.
    ¡Buen post!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es Paco, el problema es que ha demasiados aburridos!!
      Gracias!

      Eliminar
  2. Ja ja ja ja, que bien explicado ¡Me ha gustado mucho!

    ResponderEliminar