viernes, 10 de junio de 2016

Solteronas...

Hace 40 años, la que a los 40 no estaba casada, era una solterona.
Qué palabra más fea, no?


Se daba por hecho que no había "encontrado" un "hombre", o que ninguno de los encontrados había querido "quedarse con ella".

Vamos, una apestada.

Tremenda idea machista!, como si las mujeres tuviésemos que esperar a que un tío nos eligiese para ser la madre de sus hijos, y si no había suerte, hala, a llevar toda la vida el estigma de solterona en la frente.


Antes, si tenías la enooooooorme "suerte" de ser elegida por alguno (te gustase o no, encajases o no), ibas directa a casarte con él, tener hijos, y a aguantarle toda la vida (y él a ti), siendo una amantísima esposa con el delantal y los rulos puestos mientras él se iba por ahí de picos pardos, en la gran mayoría de los casos. Y a aguantar estuvieras bien o mal. Y a eso le pusieron de nombre "matrimonio".

Estoy hablando de hace 40 años, pero vamos, como si no hubieran pasado ni dos... Porque seguimos en las mismas. El delantal ya no se lleva, pero por lo demás...
Cucha qué cara de enamorados tienen estos dos...



En cambio, y como ya sabemos todos, los hombres que no se casan o están divorciados, ¿¿por qué no son "solterones"??... Noooo, la cultura machista ha cuidado mucho siempre de la figura masculina, y jamás se le ha puesto un nombre feo a nada que hicieran ellos. Cómo se nota que aquí el jefe, es hombre. Llámale Dios, llámale Obama, llámale Rajoy, llámale Botín, llámale X.

Bueno, y la Merkel, que estuvo a puntito de nacer hombre.

Por suerte ya no es así. Los tiempos han cambiado, para bien en este caso.
Cosa rara...


Ahora, la que a los 40 no está casada o arrejuntada, en general es porque ha elegido libremente estar así después de dar muchos tumbos y llevarse muchas decepciones con algunos que en principio, no parecían ser lo que en realidad eran, y no porque haya sido "descartada" por ningún hombre para ser la madre de sus hijos (ahora se llama así a que te planchen los pantalones y te tengan la comida hecha, entre otras muchas cosas).


Simplemente, no se conforman con cualquiera que les diga "qué bonitos ojos tienes". Ya no se creen nada, necesitan ver con sus propios ojos que lo que el pretendiente promete es cierto, y no una burda artimaña para conseguir su propósito.


De verdad que me da repelús sólo de pensar en lo que tuvieron que pasar las mujeres de antes, y lo que siguen pasando algunas de ahora...

O te casas o te quedas para "vestir santos".... menudo marchón oye... "vestir santos"... Qué bonico está eso...

Así, es normal que muchas se asusten y prefieran seguir haciendo croquetas a alguien que en muchos casos, no les hace felices en absoluto, con tal de no "vestir santos", porque eso queda muy mal y hay que aparentar que estás felizmente casada, al precio que sea.

Ahora ya, eso no está mal visto. Quizá todo lo contrario. La envidian las casadas por no tener que aguantar ronquidos ni batallitas insufribles sobre fútbol, motos o vueltas ciclistas, y poder hacer y deshacer a su antojo. Por no tener que planchar camisas, por no tener que preparar cenas, por no tener que aguantar pelis coñazo ni partidos de liga. Menudo castigo nos buscó Eva por comerse una manzana, ni que hubiese sido un pastel gigante de tres chocolates...

Las solteras/divorciadas hacemos lo que nos da la gana. Siempre. Y no estoy hablando de salir, beber ni ligar, no. Que también si nos da la gana. Me refiero a que después de habernos tenido que tragar "por amor" el tostón de "Quo Vadis" mil veces, o el Tour de Francia cada verano, ahora vemos la peli que queremos, escuchamos la música que nos apetece, comemos lo que nos gusta a la hora que nos place, vamos a los sitios donde queremos ir, vestimos como nos parece, y vamos por casa en bragas y sin depilar. No estamos condicionadas por nadie, no tenemos que hacer nada que no queramos hacer, no tenemos horarios, ni tenemos que ceder en nada por alguien que normalmente, poco (o nada) suele ceder a nuestro favor.
Vamos, lo que viene a ser la definición exacta de LIBERTAD.

Todo eso, sí lo hacemos por los hijos, pero por ellos se hace con gusto y sin esperar nada a cambio. Es otro nivel. Nada que ver.



Con una pareja sí que se espera algo a cambio. Si, y no me vengáis con eso tan manido de que "hay que dar sin esperar", "que el amor es así" porque eso no se lo cree nadie. Todas esperáis de vuestra pareja, al menos, cariño, y muchas veces os quedáis con las ganas, ¿a que si?.


Y luego vienen los enfados, esos que los tíos no saben interpretar y piensan que tenemos la regla, porque según ellos "no han hecho nada". Precisamente ese es el problema, que no han hecho NADA.




La casada que esté leyendo esto y nunca jamás se haya quejado de falta de atención por parte de su marido, que se fije a ver si se casó con un extraterrestre o con una aspiradora. Porque terrícola, no es.


Que yo sepa, los humanos no estamos hechos para expender amor y cuidados cual máquina de cocacolas a cambio de una moneda. No. Los humanos NECESITAMOS que nos demuestren con actos que se nos quiere, que se nos tiene cariño, que se nos agradece lo que hacemos por el otro. Porque sino, esto no tiene sentido, ¿no?


Hay miles, millones de parejas, en las que uno da y el otro recibe. Y punto. Y el que siempre da, se cansa, está triste, aburrido. Y el que recibe no se cansa, porque no da. Pero por alguna extraña razón, se mantiene ese "amor" durante años, consiguiendo tener una vida triste y aburrida. Mucho más triste y aburrida que estando solos. Pero es que hay gente que no es capaz de estar sola, y prefiere estar mal acompañada. Allá cada uno. Como he dicho en otras ocasiones, cada uno se fastidia la vida como quiere.

El remedio para eso se inventó y legalizó hace años, pero a much@s parece darles pánico entrar en el proceso de liberación. Much@s no son capaces ni de imaginarlo, porque ¿qué voy a hacer sol@?. Pues muy simple: LO QUE TE DE LA REAL DE LA GANA, sin tener que tirar de nadie, aguantar a nadie, ni darle a nadie lo que no va a saber valorar. Simplemente, vivir tu vida tranquil@ y en paz.

Aunque también las hay que con tal de no perder su estatus, son capaces de seguir toda la vida al lado de un extraño. Pero eso no es "amor". Eso tiene otro nombre... Hay de todo.

La soltería elegida después de los 40 es un placer. Ya sabes todo lo que tienes que saber, ya has probado todo lo que tienes que probar, y ahora decides y eliges TÚ, según tu experiencia, gustos y necesidades. Nadie te condiciona, nadie te obliga ni te chantajea. Tu haces lo que te apetece. Cuándo, cómo y con quién te apetece. 
¿Hay algo mejor que eso? NO.


Pues la gente sigue empeñándose en encajar a golpes, buscando por todos lados, conformándose con alguien que no le llena, intentando ser feliz con alguien que no le hace feliz, esperando que algún día "cambie". Bonito palabro. CAMBIAR.

¿Cambiar por qué?. ¿Tu no me conociste así? ¿Por qué extraña razón tengo que cambiar para que tu estés a gusto? y ¿Entonces yo qué?, ¿Dejo de estarlo para que tu lo estés?... La balanza no está equilibrada así... Siempre hay uno jodido.

El mundo está lleno de balanzas desequilibradas, a un lado o al otro. Y todos ciegos. Queriendo creer que son felices. Pero no lo son. Pero bueno, mientras que los demás crean que lo son, tienen suficiente.

Qué peeeeena de vida, oye.
Con lo bien que se puede estar, y todos empeñaos en estar regular!

Los que encajáis en alto porcentaje con vuestras parejas y estáis mejor que solos, podéis daros con un canto en los dientes, porque todo esto que digo os sonará a chino y exagerado, pero sabéis igual que yo, que en la mayoría de los casos, es así.

Hay muchas clases de solteras.
A saber.
-Las que no lo asimilan, y se pasan el día teniendo citas con contactos de webs de ligues, ilusionándose con todas y cada una de ellas, y llevándose una decepción tras otra, pero no dejan de intentarlo, por si "el próximo es el mío".

-Las que no lo asimilan, pero no tienen el valor de tener citas a ciegas, y se limitan a salir con las amigas a ver si "esta noche lo conozco". Y así pueden pasar años. Patético es ver a cuarentonas con patas de gallo y la pechuga rebosante en la barra de un bar a las 5 de la mañana, disfrazadas de guerra y con cara de "pues esta noche tampoco".

A estas edades, lo de enseñar la mercancía no es garantía de dormir acompañada, ojo.

-Las que lo asimilan, pero tienen la pena de haberlo tenido que asimilar. Estas aparentan haberlo superado, pero en su interior no piensan en otra cosa que no sea echarse novio!

-Las que lo asimilan y se dan cuenta de que ojalá lo hubieran descubierto antes, porque si hay un estado ideal, es este. S O L A.




La palabra SOLA lleva inherente un halo de tristeza. Y no sé por qué. Cuando uno está a gusto consigo mismo, cuando no necesita tener a alguien al lado las 24 horas para sentirse bien, es cuando se aprecia el estar solo (que no "la soledad"), y lejos de ser algo negativo, es lo más agradable que hay. Hay muchos textos por ahí en páginas de esas cursis de auto-superación, donde dice que estando solo te encuentras a ti mismo y encuentras la felicidad y bla-bla-bla. 
Pues oye, es cierto.

Cuando te dedicas a ti mismo, a tus amigos y a tu familia, empiezas a conocerte de verdad, a quererte más, de ellos obtienes el cariño y la compañía que todo ser humano necesita, y de repente, te das cuenta de que nadie puede hacerte más feliz que tu mismo, que eres la única persona que sabe perfectamente lo que quieres, cuándo lo quieres y cómo lo quieres. Y lo haces, y eres feliz!


Todo lo demás, son intentos de película romántica que como su nombre indica, es una película, no la realidad. La realidad es que la pareja es una fuente constante de discusiones, desilusiones, decepciones, y todo lo que acaba en -ones.


Y te pasas la vida esperando a que el otro cambie...

Y quien tiene que cambiar eres tú! Y dejar al mundo correr...



Desde aquí, animo a todos aquellos que vivís una vida monótona, aburrida y triste, por estar al lado de la persona equivocada, a que abráis los ojos y os deis cuenta de que sólo tenemos UNA vida, y en la mayoría de los casos, ya nos queda menos por vivir de lo que hemos vivido. Espabilad!! Arreglad lo que tenéis en casa si merece la pena, o cambiad de vida! Que no pasa naaadaaaaa!!!


No tengáis miedo a estar solos, porque no estaréis solos.

Simplemente, no estaréis con alguien que os hace sentir más solos que estando solos.

Si estáis mal como estáis, no tenéis nada que perder.

Merece la pena probar... Que de solterona se vive muuuuuuy bien!


- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -
Dale a "Me gusta" en mi página de Facebook y no te pierdas ningún post! ;) Gracias!
https://www.facebook.com/masolaquelaluna


- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -
Más post en la columna de la derecha ;) ---->
- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -

2 comentarios:

  1. Hola!, como siempre me ha gustado tu entrada, pero no estoy de acuerdo en lo que dices sobre las "solteronas". A los hombres puede que no se nos diga solterones, pero también tenemos mucha presión de la sociedad, de la gente de tu alrededor para que nos busquemos una pareja rapidito, porque piensan que hay algo raro en ti, que no eres "normal". Digo yo, que donde está establecido lo que es normal o no.....Saludos!!! :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Normal (adjetivo):
      -Que se ajusta a cierta norma o a características habituales o corrientes, sin exceder ni adolecer.
      -Que sirve de norma o regla.

      O sea...lo que hace todo el mundo, se supone que es lo "normal", aunque para algunos sea lo "anormal" ;)

      Eliminar