sábado, 22 de agosto de 2015

Quedadas culturetas

Está muy de moda ir a quedadas con desconocidos, para jugar al pádel, para visitar monumentos, para hacer senderismo, para montar en Káyak, para ir de tapas... para todo.
Hay miles de webs, páginas de Facebook, grupos y aplicaciones para ello.
Son los tiempos modernos...
Yo entiendo, como separada de larga duración que soy (y que con un poco de suerte, seguiré siendo hasta que me muera), que la gente necesite salir, conocer gente nueva, y airearse. Pero una cosa es eso, y otra muy distinta, ir a un paseo por la Alhambra y verte entre un grupo de separados (todos con el cartel de "disponible" en la frente), a la desesperada caza y captura de una nueva víctima. Son alternativas mejor vistas socialmente que Meetic, Badoo o Pof, esos mercados online de carne de segunda mano, que todos los que alguna vez hemos estado separados hemos probado (si, reconocedlo, no pasa nada), con más o menos éxito. Es PATÉTICO señores.
Si alguien está pensando que yo digo esto, pero que en realidad también fui a ligar, recuerde que me llevé a los dos niños, escudo perfecto para que ningún separao te eche el ojo, sino todo lo contrario. Es una garantía para salir de ahí indemne físicamente, porque psicológicamente, sales tocá.


Sin ánimo de ofender a los asistentes y asiduos a estas actividades lúdicas, y respetando, por supuesto, que cada cuál haga lo que le de la gana mientras no moleste, paso a describir lo que ví, observé y noté, desde mi punto de vista totalmente subjetivo.

Yo me había apuntado (por recomendación de una buena amiga) en un grupo de "senderismo urbano" con los niños, ingenua de mi, por dar un paseo más allá del parque, por sacarlos de casa y por, no lo niego, hacer un esfuerzo e intentar ver si soy capaz de conocer gente nueva y suavizar un poco mi latente y creciente rechazo a la humanidad.
repito: ingenua de mi...

Cuando llegas al punto de encuentro y dices "Hola", todos te miran disimuladamente de arriba a abajo con media sonrisa, hombres y mujeres, y se levantan del banco de piedra los que, o son educados y tienen esa fea costumbre de saludar, o les has parecido apta para cuidar de sus hijos el resto de su vida y hacerle la tortilla de patatas mientras los domingos ven el fútbol con sus colegas. Las tías, por supuesto, ninguna se levanta ni te da dos besos. Te dicen "Hola" de soslayo y si no se escucha, mejor. Tienen demasiado maquillaje encima y sus tacones son lo suficientemente altos como para perder el tiempo saludando a una posible contrincanta, y allí no han ido a hacer amigas.

El creador del evento se presenta y te marca en la lista de asistentes. Mientras llegan todos, allí el aire es espeso. Tod@s callad@s, o hablando con la amiga que han llevado para no ir solas. No sabes muy bien qué hacer, ni con quién hablar, NI DE QUÉ!!! no dan opción!! no los conoces de nada!!, y tampoco es que sea gente mu suelta, vamos, que digo yo que si están ahí, aunque algunos vayamos por el simple hecho de dar un paseo con gente nueva, la mayoría es porque tienen problemas para relacionarse con los demás, por timidez, o por necesidad imperiosa de encontrar pareja amorosa (las tías) o sexual (los tíos).

Y si, me vais a perdonar por generalizar, pero es así, y los que habéis estado en cosas de estas, lo sabéis igual que yo. Se masca en el ambiente, se nota en las miradas de unas a otros, porque son ellas las que eligen, son ellas las que deciden a qué pobre separao van a darle la paliza durante el "paseo cultural", a ver si es el próximo hombre de sus vidas, ese al que plancharle las camisas y hacerle la cena cambio de unos cariñicos. Y son ellos los que dan esquinazo a estas para pegarse a las que tienen más tetas. No falla!.

Yo ya estaba flipando antes de empezar a subir cuestas, y pensando darle 5€ a los niños para que se perdieran por Plaza Nueva, y así poder salir corriendo de ese invento disimuladamente. Pero ya que estaba, decidí quedarme y así poder escribir sobre esto, con conocimiento de causa ;)
Llega la hora de partir, y avanzamos cual grupo de guiris cuesta arriba, que al organizador sólo le faltaba llevar el abanico en alto para no perdernos, pero notándose a la legua que somos todos del lugar, por las vestimentas, por las caras, y porque los guiris no suelen ir vestidos de nochevieja para hacer turismo.

Intentas entablar conversación con alguien, y el que menos, se queda paralizado, como si fueras un drogadicto haraposo pidiendo dinero. No entiendo nada. Menos mal que entre tanta gente, siempre hay alguien medio normal que está como tu, flipando, y rápido te ves hablando del tiempo.
Subimos la Cuesta de Gomérez, esquivando extranjeros a mansalva, parándonos en todas las fuentes y puertas de piedra rotas, donde el organizador de la quedada nos explica más o menos su historia, que siendo granadinos, ya sabemos. O NO!... Flipando me he quedado de ver que gente de entre 20 y 40 años, no tiene ni pajolera idea de nada!!, y no es que yo sea, precisamente amante de la cultura y arquitectura local, que me interesa lo mismo que la liga de fútbol, pero esperaba que esos asistentes crónicos a esas quedadas, tuvieran más idea que yo, simplemente por escucharlo tantas veces, pero no... Casi me tengo que poner yo a explicarles!!!

Me ha sorprendido que sea la primera vez que muchos escuchaban la historia de la Puerta de la Justicia... La historieta de la mano y la llave, era nueva para la mayoría, y eso que no se pierden un paseo cultiral... Se ve que mis padres me llevaron mucho por allí de paseo de pequeña...o que a ellos no los llevaron nunca... ¡Flipo!.
Durante todo el recorrido, observas un poco y ves como tanto ellos como ellas, van rotando de asistente, intercambiando algunas palabras, para detectar a un posible candidato a sentarse a su lado en la caña de después. Y es totalmente respetable, oye!, que cada cual sube cuestas en tacones con quien le apetece, y emplea sus tardes de verano en lo que quiere!, estaría bueno!, no seré yo quien juzgue a nadie por vestirse de boda para subir andando a la Alhambra. Alá me libre de hacerlo!
Pero no deja de ser...patético. O al menos, a mi me lo parece, pero como soy rara, no hay que tenerme mucho en cuenta...
Patético es ver cómo bajan esta cuesta con esos tacones, cómo se matan por pillar cacho, cómo el macarrilla de turno, sin parar de hablar de litros y porros, hace como que le interesa la historia nazarí, mientras hace chistes malos pa impresionar a la fea catetilla separá cargada de accesorios, que parece un muestrario de una tienda de chinos, que desde el principio ha puesto sus miras en el pijo alto con un polo de caballo gigante, como perfecto candidato a mantenerla en un chalet con piscina, y que pueda dejar de trabajar en lo que sea que trabaje esa... Y cómo la separada monjil le hace ojitos al desgraciao gandul que se conforma con la primera que le pague una cerveza, aunque sea la antítesis del tipo de mujer que le gusta. Ya no tenemos edad para ponernos delicaos.

Y por descontado, en el preciso instante en que dos de estas almas solitarias creen que encajan, dejan de asistir a estos eventos a los que tantos años les han encantado ir. Ya no les hace falta subir cuestas. O ya se saben todas las historias. Menos mal que esos grupos seguirán ahí para cuando vuelvan a estar solos, porque si algo abunda en este mundo, es la gente sola, y los grupos de gente sola. Y oye, que estar solo está muy bien!, pero siempre que sea por tu elección, y no por la elección de los demás. Entonces es triste.

Patético es ver a la solterona con más maquillaje y peor echao que Carmen de Mairena, con los taconazos que se va a matar, pero que lleva las "sabrinillas" en el bolso por si acaso. ¿Por si acaso que????? Pero póntelas pa venir mujer!!! o mejor, ponte unas botas de montaña!!! que te vas a despeñar!!!...
Patético es ver como nadie se le acerca en dos horas y media al más feíllo, porque claro, ese no les sirve para alardear de novio. Patético es que, a la pavica sin tetas de pelo corto que no va con tacones ni enjoyada, tampoco se le acerque ninguno...ESTO CANTA SEÑORES!
Patético (y triste) es ver la pila de gente que hay sola sintiéndose sola, que se apunta a to lo que pilla pa encontrar el amor verdadero, o al menos, alguien con quien ir a la puñetera "Mae" y echar un polvo, o dos si son chicos. Menudo trofeo se lleva el que gane.
No hace falta ponerse la careta cultureta para eso. Vamos, ni muerta aguanto yo una sesión de historia antigua para eso. No me compensa el esfuerzo. Pero se ve que es la moda. 

La moda cultureta, donde entra toda clase de gente, y donde el único interesado de verdad es el que la organiza, que se sabe de cabo a rabo toda la guía de la Alhambra, le gusta explicarlo, y al que casi nadie presta atención. Porque no les interesa. Les da igual ir a esto, que a una charla sobre las plantaciones de semillas indígenas transgénicas en la sabana africana. Eso no es lo que importa. Eso es lo de menos.

Después de subir hasta arriba y bajar hasta abajo, por fin llega el momento esperado por todos, y la verdadera razón por la que han ido. La caña en una terraza de el Paseo de los Tristes, nombre del que todos tienen explicación, y ninguna es la auténtica. He llegado a oír que ese nombre viene de las caras de chinos que se les ponían a los que lloraban ahí, porque era el camino del cementerio. Madre mía...
Juntan 7 mesas y 28 sillas, y se nota como cada quién, titubea y tarda en sentarse a ver si le toca al lao del que le ha gustao, mientras los 3 normales, sin haberlo pactado, nos despedimos de la pandi poniendo la misma excusa.

Fin de la tarde de cultura.

Habiendo vivido este trance, he llegado a varias conclusiones, a saber:

-Para mi sorpresa, sé bastante más de lo que pensaba de la Alhambra y alrededores (estaba segura de que, que entre tanto cultureta, yo iba a ser la menos instruida, pero no).

-Las tías de más de 40, que van con vestidos sexys y con taconazos a subir cuestas y bajar calles empedradas, y nunca han oído hablar del Carmen de los Mártires, esas, no van pa aprender ni pa pasear, y me han dejado flipá...Antes se iba a las discotecas a ligar, ahora hacen senderismo cultural...

-Los tíos se presentan y pegan rápidamente a las rubiascas entaconadas y morenas tetonas, (supongo que pensarán que saben más de historia que las feas) mientras ellas los evitan amablemente y se arriman a los musculitos que se han leído un libro pa ir. Los más feíllos se nos presentan a todas.
-Las tías entre ellas, no se presentan, ni casi se hablan en todo el paseo. Curioso...

-Los tres normales que no hemos ido a aprender ni a ligar, sólo a estar de paseo en vez de metidos en casa, nos calamos al momento y no nos separamos en las dos horas y media que dura la función.

Parecía el reparto de una película española. La loca con sus padres, las dos amigas pintorreás recién divorciás hablando de la Mae West, las dos amigas pintorreás que llevan más años divorciás que to los demás juntos, el chuletilla macarra de turno, el borderline, el tímido empollón, el motero, el padre pijo recién separao, la madre cincuentona recién separá, la pareja con cara de religiosos, la pareja con cara de amargaos, la enterá que lo sabe tó mejor que el guía, y baja la Cuesta de los Chinos de noche y con las gafas de sol puestas, el típico larguirucho simpático pero mu pesao...
Qué cuadro amigos, qué cuadro...
Eso sí, si algo bueno tienen estos paseos senderísticos urbanos, es que ¡¡¡ NO SE HABLA DE FÚTBOL !!!
Se habla de Washington Irving, la arquitectura árabe, y todos los temas del libro de tu hijo al dedillo. No sé qué es peor...

Creo que prefiero quedarme en casa.

O quizá ya viví de joven to lo que tenía que vivir. No sé. Pero me aburre la gente, las conversaciones de la gente, las cosas que hace la gente, lo previsible que es la gente, los comportamientos que tiene la gente, lo básica que es la gente, y las panzás que se pega la gente con tacones de subir y bajar cuestas empedradas, como excusa pa quedar con gente y conocer gente.

Quizá no me guste la gente.

Y ahora que he llegado yo sola a esta conclusión... QUÉ HAGO?, ir a una quedada de gente que no le gusta la gente?...Voy a ver si hay y me apunto!.
NOTA: Esto es un relato SARCÁSTICO sobre este tema. Absténganse los practicantes de este tipo de eventos de ofenderse y/o sentirse ofendidos. Esto sólo va para los que van exclusivamente a ligar (muy respetable), y no a aprender historia como vosotros. Y si te sientes identificado con lo que lees, no deberías enfadarte conmigo, precisamente... Sobre todo la bajita cateta morena, puff, que te crees que no me di cuenta de quien eras... Pero yo tengo más altura y más clase que tu ;)
Ve que te lo miren, si eso...


- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -
Si te ha gustado, me hace mucha ilusión saberlo ;) Y me anima a seguir escribiendo!
Dale a "Me gusta" en mi página de Facebook y no te pierdas nada ;) Gracias!

https://www.facebook.com/masolaquelaluna
- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -
Más post en la columna de la derecha ;) ------> 
- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -

1 comentario:

  1. Jajajaja jajajajajaja, me he reído mucho porque pienso lo mismo, he ido un par de veces a quedadas de estas y salta a la vista a lo que van, sobre todo l@s separad@s. ¡Muy divertido el post! Y muy real.

    ResponderEliminar