sábado, 17 de septiembre de 2016

Grandes Centros del Deporte...

Esto es una pena. Ponen una tienda nueva en la ciudad, y todo el mundo como borregos acuden a comprar en masa. Lo que sea. Lámparas o de escopetas de caza. Hagan falta o no. Por la novedad!!
En Granada no había Decathlón, y hasta que lo pusieron, vivíamos perfectamente. Cuando necesitábamos comprar algo de deporte, íbamos a alguna de las otras mil tiendas que ya había. No sé, que yo sepa hasta el momento nadie había muerto por no poder comprar una caña de pescar o un bañador de competición. O quizá si, pero no dispongo de esos datos ahora mismo.
Ahora hay naves gigantescas, con mil y un pasillos, lleeeeeeeeeenas de artículos de deporte. Desde unos patines para hielo a unas pesas de 100 Kg., pasando por una escopeta de caza o una canoa para ríos de aguas bravas. Muy útil todo. Y muy necesario en el día a día de cualquier persona humana.
Al final, la gente acude en masa y en familia completa (familia Comansi) los viernes y sábados para comprarse unas zapatillas (de running, natural running, fútbol en césped, fútbol sala, travesía, alpinismo, escalada, baloncesto, ciclismo, tenis en tierra, tenis en césped, trecking, crossfit, halterofilia, rugby, padel, ballet, natación (si, para nadar también hay zapatillas), de senderismo, de golf...) Madre mía...





















Mira que son feas!! y carísimas!!! Pero si son huecas!! Ya no puedes comprarte unas zapatillas de esas buenas con la suela maciza en ningún lado!!! Mirad, mirad qué preciosidad y qué ganga...

Y no se te vaya a ocurrir comprarte unas de tenis para jugar al fútbol!!!! O irte de senderismo con unas de pádel!! Ni ir a comprar el pan con unas de alpinismo!!!! Nooo!!!! Cada actividad requiere un calzado distinto, aunque sean todas igual de malas y de feas. Las hay hasta con tacón, para cuando se quiere ir arreglá pero informal.
Cuando éramos pequeños, hace unos 30 años, había un sólo modelo de zapatillas para todo!!! Y sólo dos marcas: Jhayber y Paredes, ahí, producto nacional, con dos cojones.

Duras como piedras y sosas, nada de colorines fluorescentes horrorosos. Íbamos todos iguales al cole, y eso era lo que había.
Además, las usaba el hermano mayor, cuando se le quedaban chicas las usaba el siguiente, y así sucesivamente. Jamás se rompían!! Pasaban de generación en generación.

Las zapatillas de ahora, además de costar un dineral, te duran lo que tardas en tropezar con la esquina de un mueble de Ikea. La puntera se despega y se te queda el calcetín al aire, y la suela se gasta como si te pasaras el día restregando los pies por el asfalto. Una media de 4 pares de zapatillas tienes que comprar al año si piensas utilizarlas. En el armario duran un poco más, pero tampoco te creas que mucho. Hasta han sacado un modelo de zapatillas rotas, directamente, para que ni te las tengas que poner y las puedas tirar al llegar a casa.
Bueno, a lo que iba, que se me va el hilo...
Familias enteras y unidas (normalmente dando voces todos a la vez) acuden a estos mastodónticos centros comerciales del deporte y la vida sana. Todos con sus mallas deportivas y sus zapatillas de colorines, desde el patriarca hasta el churumbel, pero con unas barrigas y unos culos que denotan cierta vida pelín insana y tocinera. Pero eso es lo de menos, lo importante es ir cómodo y a la moda.

Las mujeres se abalanzan sobre unas mallas que son el último grito (ahora entiendo el origen de este dicho). Ohhh!!!! Pero qué preciosidad sin límites!!! Mirad y juzgad por vosotros mismos, que luego me decís que soy una exagerá... Y con esos culos, puff...marcando tanga... En fin, mejor lo dejo aquí, que me vengo arriba y luego no hay quien me baje... Es que lo acabo de vivir y lo tenía que soltar.



















Me gustaría a mi ver a una de esas señoras con tan exquisito modelito coger una raqueta. De tenis, de pádel, de badminton o de matar moscas, me da lo mismo. Pero con algo en la mano que suponga un esfuerzo deportivo, y que justifique el vestir semejante atuendo.

Y los chándales?? Dónde dejamos los chándales?? Qué clase de diseñador pensó que semejantes estampados y colorines podían ser susceptibles de ser comprados??? Y a esos precios!! Pues si oye, si, los compra la gente. Y eso no es lo peor!! Lo peor es que los compran, Y SE LOS PONEN!!! SI!!! NO MIENTO!!!! Para ir al bar, al súper, incluso al campo a comer paella los domingos!! Eso si, marcando tanga o barriga siempre, para que no se pierda el glamour deportivo, que es lo más importante.

¿¿ Y por qué extraña razón que no llego a entender, todos los chándals son tan horrorosos y tienen que llevar algo fosforito?? O la marca ocupando todo el cuerpo??? O las dos cosas juntas como la foto de arriba???
Eso está bonico???
Bueno, eso está bonico si quiero que mi hijo sea etiquetado desde el minuto 1 como uno de los choris del instituto sin ni siquiera meterle fuego a ninguna moto.
A lo mejor soy muy clasista, o pija, o tonta, o prejuiciosa, o las cuatro cosas, pero ¿¿DE VERDAD LE PONDRÍAIS ESO A VUESTROS HIJOS??... Y conste que es lo más normalito que había en los 300 kilómetros de nave deportiva. Ha sido imposible encontrar unos pantalones normales, de tela normal, de color normal, a un precio normal. Este año, mi hijo hace gimnasia con los vaqueros.

Ahora que me doy cuenta, hay incluso un país en el que todo el mundo va en chándal.
O por lo menos los que mandan, creando tendencia.
Lo que no acabo de entender es: ¿Tanta gente hace submarinismo, o va de caza, o se tira por los ríos con canoas, como para que haya un pasillo lleeeeeno de cada cosa? Si al final lo que se vende como rosquillas son las preciosas mallas y los balones de fútbol!. Para eso no hace falta tener tantísimas cosas expuestas pillando polvo, vamos, digo yo...

Y la gracia es que vayas al que vayas de todos lo que hay en tu ciudad, en todos hay exactamente LO MISMO! Las mismas cosas horrendas y malas oliendo a plasticucho chino!! Te tienes que vestir exactamente igual que el más kinki del polígono de la otra punta de la ciudad, porque es lo que hay. Aunque tu vayas a jugar al pádel en un selecto club y él simplemente a hacer una hoguera en la puerta de su casa. O al revés. Vais iguales. Y a eso, se le llama: MODA.

En fin, supongo que esto es lo que tiene la globalización y el progreso, que tienes la facilidad de poder comprar lo que necesites, aunque no lo necesites y ni siquiera te guste.
Eso sí que tiene gracia... Que mi hijo vaya al instituto con el mismo chándal que Fidel Castro, el Marqués de Falcó o el delincuente más peligroso del país, porque es lo que hay.

Pero yo necesito comprar pantalones de chándal normales, sin letreros gigantes ni colores chillones, pero no existen. Pasa igual que con los pantalones vaqueros. Si la moda es pitillo, no existen en todo el territorio español unos que no lo sean. Y si la moda es que sean de campana, tres cuartas de lo mismo. Te vistes a la moda por cojones. Y si se te ocurre no ponerte lo que todo el mundo, ya eres hippie o antisocial.
Vamos, lo mismo que en una dictadura comunista, pero que encima tienes que ir tu a comprarlo y enriqueces a una empresa que explota a los chinos.
Y encima luego, exceptuando a 4 chalaos, el resto del mundo (entre los que me hallo) no hace deporte, aunque se vistan pata hacerlo.
Qué raro es todo...


- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -
Si le das a "Me gusta" en mi página de Facebook,
no te perderás ningún post! ;) Gracias!
- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -
Más cosas arriba a la derecha ;) ---->
- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -

No hay comentarios:

Publicar un comentario